Arroz con leche estilo Mamá

¡Hola reposteros!

Hoy me pongo un poco más filosófica y os presento este postre, con una reflexión previa inicial…

image

Hay recetas que marcan un antes y un después, recetas que no solo te transmiten sabores sino también recuerdos. Recetas que son mucho más que recetas. En definitiva, recetas que son parte de tu vida y de tu memoria. Y esto es lo que me pasa a mi con este postre: el arroz con leche. Desde que yo era pequeñita, mi madre ha preparado arroz con leche, con el olor a canela flotando por la cocina y con una Clara chiquitina revoloteando por ahí. En mi primer post os contaba que mi gusto por la repostería y la cocina venia heredado de mi madre, así que, creo que no hay mejor homenaje a ella que colgar una de sus mejores y más famosas (yo soy presidenta del club de fans) recetas… El arroz con leche estilo mi madre!

Asi que aquí os la dejo, para que la disfrutéis tanto como yo lo he hecho a lo largo de estos 17 años!

image

Receta del arroz con leche estilo Mamá

Ingredientes:

  • 1 litro de leche entera
  • 1 taza de café de arroz
  • 1 cascara de naranja y otra de limón
  • 1 palo de canela
  • 6 cucharadas de azúcar blanco o moreno, a vuestro gusto
  • 1 brick de nata liquida
  • Canela en polvo al gusto

En esta receta todos los ingredientes están calculados en base a un litro de leche. Nosotras (madre e hija) utilizamos un litro y medio y por tanto las cantidades varían. Nos sale arroz con leche para unas 10 raciones, si queréis hacer mas, solo tenéis que calcular las cantidades en base al litro, ¡es muy fácil!

image

Instrucciones:

Colocamos en una cazuela la leche, el arroz, las cascaras de limón y naranja y la canela en rama. Ponemos a hervir a fuego lento unos 30 minutos. Transcurrido ese tiempo, añadimos el brick de nata y transcurrida otra media hora (1 hora en total), añadimos el azúcar. Debemos remover de vez en cuando para que el arroz no se pegue y como os he dicho, es muy importante que el fuego este bajo y que el arroz se vaya haciendo lentamente y nos quede bien cremoso. Dejamos hervir otra media hora (1 hora y media en total) aproximadamente.

Finalmente servimos en vasitos o copas y dejamos enfríar. En el momento de degustar dejamos que nuestros comensales se sirvan la canela en polvo al gusto.

image

¿Que os parece? Ya le tocaba el turno a una receta más tradicional, ¡pero de las que no pasan de moda! Espero que probéis a hacerla, es muy rica y sobre todo muy muy fácil! Por cierto, siento deciros que a partir de ahora y debido a unos problemillas de tiempo (dígase que estoy en 2º de Bach y no me da la vida para estudiar, hacer y subir recetas, y mas necesitando sacar nota para entrar en la uni) solo podré subiros una receta a la semana. ¡Espero que me perdonéis! Pero no os preocupéis, que no me olvido de la nueva sección, las Postremporadas, que tendréis puntualmente cada mes; y en Navidades espero tener tiempo para hacer unas cuantas recetas pendientes y que quiero compartir con vosotros.

Muchos besos, Clara.

Anuncios

#Postremporada 2: Tarta de queso con mermelada de moras

¡Hola a todos!

En el post de hoy continuamos con la segunda y última receta de la nueva sección “Postremporadas” que tiene como ingrediente estrella la mora. Esta fruta no solo da un sabor delicioso a nuestros postres, sino que además tiene importantes propiedades que pueden mejorar nuestra salud: un alto contenido en antioxidantes, vitamina A que favorece una correcta visión y mucha vitamina C, que nos ayuda a combatir los resfriados que con la llegada del otoño comienzan a hacer su aparición.

image

¿Necesitáis mas razones aún para comer moras? Mmmm… Creo que esta receta os puede ayudar, ya que las moras, en combinación con el queso y la galleta tienen un sabor único y que os dejará con ganas de más y más tarta!  Además es sencillisima de hacer, solo necesitáis unos cuantos ingredientes, un molde y muchas ganas. Aprovecho para dedicar esta receta a dos de mis amigas a las que las chifla el queso y que seguro seguro que se atreven con esta tarta. Irenis y Saris, ¡va por vosotras!

Asi pues, ¡vamos allá con la receta!

Receta de la tarta de queso con mermelada de moras (basada en la receta de Alma Obregón)

Ingredientes para la base de galleta:

  • 115 g de galletas tipo María
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 60 g de mantequilla derretida

Instrucciones

Comenzamos machacando las galletas con la picadora o simplemente aplastandolas con un rodillo, mientras las galletas están en vueltas en un paño limpio. Una vez bien picadas, sin dejar trozos grandes, incorporamos la mantequilla y el azúcar. Mezclamos bien. Una vez este todo integrado, cubrimos la base de nuestro molde (que deberá estar previamente bien engrasado con aceite o mantequilla) con la mezcla de galleta, formando una capa compacta en la parte inferior. Metemos en el frigorífico y dejamos que se enfríe. Mientras, vamos a hacer la masa de la tarta.

image

Ingredientes para la masa de queso:

  • 600 g de queso crema (aproximadamente dos tarrinas) Los puristas de la receta opinan que no es conveniente utilizar queso light ya que empeora la consistencia. Yo use una tarrina de light y otra de queso normal y me quedó estupendamente.
  • 105 g de azúcar blanco
  • 1 cucharada y un poquito más de harina
  • 2 huevos grandes
  • 45 ml de nata para montar (35% de grasa)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (yo uso el de Vahine)

Instrucciones:

Mezcla en un bol bien grande el queso, el azúcar y la harina hasta que este bien integrado. Añade los huevos uno a uno, esperando a que el primero este bien mezclado antes de incorporar el siguiente. Finalmente, echa la nata y la vainilla y remueve bien. Saca el molde del frigorífico y añade la masa de queso. Mi molde es de unos 28 cm de diámetro asi que la tarta me quedo un poco bajita, pero de mayor tamaño. Si queréis que quede mas alta, utilizad un molde de diámetro menor. El tiempo de cocción será muy parecido.

image

Con el horno precalentado a 180 grados introduce tu tarta y horneala a esa temperatura durante 15 minutos. Baja la temperatura a 120 grados y continua horneando al menos 60 minutos más o hasta que toda la tarta menos el centro haya cuajado.

Sacad la tarta y dejadla reposar hasta que se enfríe para proceder a desmoldarla. Vamos ahora con los ingredientes de la mermelada.

Ingredientes para la mermelada de mora (un tarro pequeño aproximadamente)

  • 400 g de moras
  • 200 g de azúcar blanco

Instrucciones:

Poned las moras y el azúcar en una cazuela y dejad que hierva. Deberéis ir removiendo para que no se pegue y tendréis que esperar un buen rato hasta que se forme la confitura. Esperad a que se enfríe e introducidla en un botecito. Os saldrá mermelada para cubrir generosamente la tarta y puede que incluso os sobre un poquito.

image

Ahora solo queda desmoldar la tarta con muuuucho cuidado para que la masa de queso no se resquebraje y cubrir toda la superficie de la tarta con nuestra mermelada casera. Para decorar, colocamos unas cuantas moras “al natural” sobre la mermelada y… ¡Ya está lista para comer!

Ya veréis que a todo el mundo le encanta, ¡en mi casa no duró ni un fin de semana! El crujiente de la galleta, con el sabor suave del queso y el dulzor de las moras la hacen una de las tartas de queso mas ricas que he comido nunca. Seguro que no os decepciona.

Y hasta aquí las “Postremporadas” dedicadas a la mora. En un mesecito aproximadamente tendréis de nuevo la sección más al día de todo el mundo reposteril con un delicioso fruto que sale de los árboles… ¿Se os ocurre algo? Podéis dejarme vuestras opiniones y vuestras sugerencias para las próximas recetas.

El stand de la tarta lo compre en Ikea. Me parece monismo y también tiene una tapa de cristal para cubrir la tarta después de servirla. Al fondo, el césped de mi jardín perfectamente cuidado, cortesía de Jm el jardinero.

El stand de la tarta lo compre en Ikea. Me parece monismo y también tiene una tapa de cristal para cubrir la tarta después de servirla. Al fondo, el césped de mi jardín perfectamente cuidado, cortesía de Jm el jardinero.

image

Hasta pronto, muchos besos.

Clara

#Postremporada 1: Muffins de mora con crumble

¡Hola reposteros!

Con la receta de hoy inauguramos una nueva “sección” en el blog: ¡Las postremporada!

¿Y en que consistirá? Pues bien, periódicamente os subiré un par de recetas o tres de temática común, generalmente utilizando productos de temporada, que como bien sabéis es muy importante para que nuestros postres sean de calidad y lo mas naturales posible.

Como podéis ver en el título, el producto estrella de estos postres serán… ¡Las moras! El mejor ingrediente para comenzar con esta sección, no solo por su delicioso sabor, que a mi personalmente me recuerda a los rojizos atardeceres de finales de verano, sino también por lo divertido que es recogerlas, especialmente en los pueblos, rodeados de amigos y con cubos llenos de la sabrosa recolecta.

image

Asi pues… Vamos con esta primera receta temática, que espero que os guste!

Receta de los muffins de moras con crumble (unos 12 muffins)

Ingredientes para los muffins:

  • 215 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura química
  • Media cucharadita de sal
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 180 g de azúcar blanco
  • 2 huevos M
  • Un bueeeeeen puñado de moras
  • 180 ml de leche de soja

Instrucciones:

Comenzamos precalentando el horno a 180 grados, arriba y abajo. Para empezar a preparar los muffins tamizamos muy bien la harina, junto con la sal y la levadura. Aparte, en otro bol, batimos bien los huevos, el aceite y el azúcar. Una vez que este bien mezclado, añadimos la harina y removemos de nuevo.

image

Incorporamos poco a poco la leche a nuestra mezcla, sin dejar de remover y cuando este bien integrado añadiremos las moras. La masa no será muy espesa, tranquilos. Ahora rellenamos nuestras cápsulas para cupcakes o muffins. Como hasta ahora no os había presentado ninguna receta de tipo “magdalena” no os había dicho que, aparte de la cápsula en la cual ira nuestro muffin, es muy importante que dispongáis de un molde con cavidades para introducir las cápsulas. Esto va a garantizar que si la cápsula no es rígida (en cuyo caso no hará falta este molde), no se abrirá y nuestra magdalena no quedara “espatarrada” y sin altura. Las hay de muchos tipos y tamaños, pero la que yo utilizo para la mayoría de las recetas contiene 12 cavidades de tamaño medio, que es la cantidad para la que están pensadas la mayoría de las recetas.

Llenamos las cápsulas hasta el borde mas o menos (dejad un espacio para la decoración) y reservamos. Vamos ahora con la crumble.

image

Ingredientes para la crumble:

  • 30 g de mantequilla cortada en cubitos y fria
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 18 g de harina
  • 22 g de almendras molidas

Instrucciones para la crumble:

Esta decoración es muy fácil, pero dará un toque muy profesional a nuestros muffins. Solo tenemos que mezclar con la picadora, un par de tenedores o manualmente todos nuestros ingredientes, hasta tener el aspecto de migas. Luego espolvoreamos esta mezcla por encima de cada muffin y los horneamos a 180 grados durante 25 min o hasta que al final del horneado, clavemos un cuchillo y salga limpio. Dejamos que los muffins se enfríen un poco y los colocamos sobre una rejilla para enfriarlos uniformemente y evitar que por la humedad, la cápsula se despegue.

image

Finalmente, decoramos cada muffin con una mora y… ¡Estan listos para servir y degustar!

¿Que os parece? ¿Os unís al fenómeno postremporada? Podéis dejarme todos vuestros comentarios justo debajo y… ¡Nos vemos en al siguiente receta de la sección!

Muchos besos, Clara.

Macarons de chocolate rellenos de toffe

¡Hola de nuevo!

Con la receta de hoy os transporto a la ciudad de las luces, la ciudad del amor o la ciudad de los macarons, como otros la conoceréis. ¿De dónde os estoy hablando? Del elegantisimo y mítico París. Y como podéis comprobar la receta que hoy os traigo es la de los macarons, uno de los postres mas emblemáticos de París y también de toda Francia.

Aahhhhh… Los macarons. Este es uno de esos postres que cuando empiezas a hacer repostería dices: ¡madre mía que pinta! Tengo que hacerlos, después de todo no dejan de ser dos galletitas unidas por una crema ¿no?

image

Pues no. Rotundamente NO. Estáis muy muy muy muy pero que muy equivocados. La primera vez que intenté hacer macarons yo también pensaba eso. Hasta que fui a hacer los circulitos de los macarons con la manga pastelera sobre el papel de hornear y… Paf. Ni circulitos ni nada. Todos se pegaron los unos a los otros. Vamos, que el resultado de mi primera prueba fueron unos “pseudomacaronspegados”, o lo que viene siendo una masa sin forma en el papel de hornear. ¿Mi fallo? Había dado demasiadas vueltas a la masa y se había quedado muy liquida.

Como si de una ruptura amorosa se tratara, deje pasar unos meses para recuperarme de mi decepción macaronil y lo volví a intentar. Lamentablemente con los mismos resultados. Esta vez las formas circulares aguantaron un poco mas y solo se pegaron algunos macarons. Sin embargo al meterlos en el horno no subieron casi nada y no se formo el típico “pie” que los caracteriza. ¿El fallo esta vez? Creo que monte demasiado poco las claras.

Asi que, tras esos dos fracasos mi amor por los macarons desapareció, dando paso a un odio profundo por ellos. ¡¿Por qué no me saliaaaan?! Sin embargo, tras una paradita en Niza en el viaje de fin de curso de este año… Volví a amar a los macarons. Paseando por las callecitas de la ciudad mis amigas y yo encontramos una preciosa pâtisserie y un montón de macarons en el escaparate. Así que mi amiga Nerea ( a la que también la gusta mucho la repostería) y yo no dudamos en entrar y probar semejantes delicias, seguidas por todas las demás.

image

Y finalmente, el sábado 12 de septiembre de 2015… ME SALIERON LOS MACAROONS!! Mi familia (por la cuenta que les trae) y yo, teníamos tantas ganas de que me salieran que no dimos cuartel y acabamos con ellos en un día, mirad lo ricos que tenían que estar.

Y tras esta laaaarga historia de mi relación amor-odio macaronil (que os prometí que contaría) aquí os traigo la mejor y más fácil receta de macarons del mundo mundial.

Receta para los macarons de chocolate rellenos de toffe (unos 20 macarons) (Basada en la receta de Alma Obregón)

Ingredientes para los macarons:

  • 1 clara y media (unos 45 g)
  • 50 g de harina de almendra o almendra molida (yo uso la de Vahine)
  • 100 g de azúcar glase
  • 20 g de azúcar blanco
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar

Instrucciones:

Comenzamos tamizando en un bol grande el azúcar glasé, la harina de almendra y el cacao. Yo como quería que fueran mas rústicos y que quedaran mas rugosos, solo tamicé una vez. Si quereis una textura mas fina hacedlo dos o tres veces.

image

Por otro lado, montad las claras a punto de nieve, manualmente o con la batidora, pero al igual que os he dicho otras veces, tened cuidado de que no quede ningún resto de grasa (aceite, mantequilla) en los utensilios. Cuando estén montadas, incorporad el azúcar y batíd otro poco mas.

Ahora llega un paso crucial en los macarons. Debéis echar las claras al bol con los ingredientes tamizados, y con mucho cuidado y una lengua de plástico, mezclar todos los ingredientes con movimientos envolventes, es decir, de arriba a abajo para que no se caigan las claras. Batíd hasta que este integrado y un par de veces mas, con eso es suficiente. Cómo habéis leído antes, batir mucho hará que la masa quede liquida.

Introducid la masa en la manga pastelera con boquilla redonda y sobre un papel de horno haced formas redondas. No juntéis mucho los macarons, porque pueden pegarse. Ahora, deberíais dejar que se sequen los macarons, hasta que al tocarlos con la punta del dedo no se os pegue a la piel pero ¡oooh, milagro! Con esta receta a mi no me hizo falta dejarlos secar, con dos minutos ya fue suficiente, así que los metí directamente al horno a 150 grados durante 10-13 minutos. Tras el horneado, esperad a que los macarons se enfríen antes de despegarlos. Si todo ha salido bien, el resultado serán unos macarons crujientes por fuera y blanditos por dentro y a los que les habrá salido el “pie”, una parte esponjosa en la parte de abajo de la galleta.

image

Ahora, vamos allá con el relleno.

Ingredientes del relleno de toffe

  • 20 g de mantequilla
  • 28 g de azúcar moreno
  • 20 ml de nata para montar
  • 40 g de azúcar glasé

Instrucciones:

En un cacito, calienta la mantequilla y el azúcar durante unos minutos, hasta que comience a burbujear y removiendo para que no se pegue. Retiramos del fuego y con cuidado añadimos la nata. Volvemos a colocar en el fuego y esperamos a que burbujee de nuevo. Finalmente incorporamos poco a poco el azúcar glasé, removiendo con intensidad.

Por ultimo colocamos el relleno en una manga pastelera con boquilla rizada y rellenamos los macarons. Y finalmente nos los comemos. Todos. De una tacada. ¡Están de vicio! Y la mezcla de chocolate y caramelo es mmmm ñam ñam.

image

Bueno, espero que los probéis y os salgan genial, ¡no me gustaría que tuvierais un trauma macaronil por mi culpa! Y con la próxima receta del blog inauguramos un nuevo espacio… ¿Que será, que será? ¡Tendréis que esperar al sábado para averiguarlo!

Mientras tanto, muchos besos.

Polos de tarta de lima

¡Hola a todos reposteros!

En el post de hoy os traigo la receta de los polos de tarta de lima. Lo sé, igual llego un poco tarde y esta receta hubiera sido más apropiada a principios de verano… Pero yo creo que por eso precisamente me ha apetecido prepararosla ahora. Estamos en el momento en el que el verano va terminando, las tardes se acortan, los árboles se tiñen de granate o color chocolate y los niños vuelven a los colegios y los abrigos salen del armario de nuevo. Por eso justamente ahora es cuando mas me apetece comerme un polo de lima, ácido y refrescante, la más pura esencia del verano; y recordar los cálidos días de estos tres meses de descanso.

image

Asi que, tras esta “melancólica” introducción aquí os presento la receta de estos polos de tarta de lima, para que también vosotros podáis recordar este verano que esta a punto de terminar.

Receta para unos 6 polos de tarta de lima (basada en la receta de los Key Lime Pie Popsicles de The Attune Foods)

Ingredientes para el sirope de lima

  • Media tacita de agua
  • Media tacita de zumo de lima
  • Media tacita de azúcar

Instrucciones:

En un cazo pequeño echamos el agua, el zumo y el azúcar y calentamos hasta que el azúcar se disuelva. Removemos bien y dejamos templar.

image

Ingredientes para los polos

  • 2 yogures griegos naturales o 2 de sabor limón
  • Una tacita y dos cucharadas del sirope de lima
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • Dos o tres galletas

Instrucciones:

Mezclamos los yogures (yo use dos de limón porque me encanta el sabor ácido. Si no os gusta mucho es mejor que uséis los yogures naturales y el sabor será más suave) junto con sirope y la vainilla hasta que este bien cremoso y bien mezclado. Una vez listo lo introducimos en nuestro molde para polos, o si no tenéis podéis usar un envase de yogur (como cuando éramos pequeños y congelábamos los petisuis). No lo llenéis hasta el borde.

Mientras, en un bol mezclamos las galletas que previamente habremos triturado o machacado (yo use dos Campurrianas, que son las que mas me gustan, pero podéis usar las que queráis) con un par de cucharadas del sirope de lima y mezclamos bien. Cogemos una cucharada de la mezcla de galletas y lo colocamos sobre nuestra masa de polos, apretando un poco. Por ultimo clavamos el palito sobre la masa.

El molde para polos es de Ikea. El otro día me pase por allí y me compre unas cuantas cosillas. ¡Os las iré enseñando!

El molde para polos es de Ikea. El otro día me pase por allí y me compre unas cuantas cosillas. ¡Os las iré enseñando!

A continuación lo metemos al congelador y lo dejamos enfríar al menos unas 6 horas, si es un poco más, mejor. Ya tenemos nuestros polos listos para degustar “respirando la ultima tarde del verano”

Podeis dejarme todas vuestras dudas, comentarios o simplemente como vais sobrellevando vosotros esta depresión pre-trabajo-instituto.

Muchos besos, Clara.

Pd: Esta receta va dedicada a todos los que habéis hecho que este verano sea inolvidable: familia, mis amigas tts, el equipo Road to Gredos y los chicos de San Adrián de Juarros. ¡Gracias!

Tarta de trufa

¡Hola pasteleros!

La receta que os traigo hoy es una tarta de trufa que prepare el lunes pasado para el cumpleaños de mi hermana pequeña, que cumplía trece años y que es una adicta total del chocolate en todas sus formas: en onzas, a la taza, en pasteles y galletas… Por no hablar de la nocilla (que se come a cucharadas cuando no la vemos). Lo único que la gusta mas que el chocolate es Star Wars y de hecho me pidió que su tarta de cumpleaños tuviera la cara de Darth Vader o el logo de Star Wars… Pero como eso era mucho pedir se conformó con esta tarta, que para los amantes del chocolate será posiblemente de las mejores que puedan comer. Asi que… ¡Allá vamos con la receta!

image

Receta para la tarta de trufa, para unas 8-10 personas (basada en la receta del libro: Los mejores postres con chocolate)

Ingredientes para el relleno (mousse de chocolate negro)

  • 500 ml de nata liquida para montar (un brick grande)
  • 150 g de chocolate negro para postres

Instrucciones:

Preparamos este relleno un día antes de servir y comer la tarta. Colocamos la nata en un cazo y calentamos hasta que hierva. Tened cuidado porque la nata (al igual que la leche), no burbujea como el agua cuando esta hirviendo, sino que comienza a espumar y crecer y si no estáis atentos para retirarla del fuego, se os saldrá del cazo.

En el momento en que retiramos la nata, la incorporamos el chocolate previamente troceado y mezclamos bien. Cuando todo este bien integrado, batimos con una batidora eléctrica durante unos segundos. Dejamos templar e introducimos en la nevera, donde deberá estar toda la noche.

image

Ingredientes para el bizcocho

  • 6 huevos
  • 80 g de chocolate negro (también para postres)
  • 80 g de mantequilla + un poco para el molde
  • 110 g de azúcar
  • 90 g de harina

Instrucciones:

El bizcocho lo podéis preparar el mismo día de vayáis a probar la tarta o el día antes, como hice yo. Si lo vais a preparar el día antes, una vez que el bizcocho este frío tapadlo o metedlo en un tupper para que no se quede duro.

Precalentad el horno a 180 grados. Separad las claras de las yemas y tened mucho cuidado de no dejar ningún resto de yema en las claras. Fundid el chocolate junto con la mantequilla en el microondas (con cuidado de taparlo para que no se queme) o al baño María. Dejad reposar hasta que se temple un poco (si lo añadís muy caliente cuajara el huevo)

Los banderines los he hecho yo, usando unos palillos de colores y pintando las formas. ¡Le da un toque muy festivo a la tarta!

Los banderines los he hecho yo, usando unos palillos de colores y pintando las formas. ¡Le da un toque muy festivo a la tarta!

En un bol, batid las yemas junto con el azúcar y cuando este integrado añadid la harina y el chocolate. Mezclad bien. En otro bol, utilizando una batidora eléctrica, montad las claras a punto de nieve. Las claras no montaran si tienen cualquier resto de yema o el bol o los utensilios con los cuales las montáis tienen algún resto de aceite o mantequilla. Una vez que estén montadas, añadidlas al resto de ingredientes con mucho cuidado para que no se bajen.

Verted la masa en un molde previamente engrasado. El tamaño del molde lo dejo a vuestra elección, cuanto menos diámetro tenga más alto saldrá el bizcocho. Yo utilice uno de unos 25cm. Hornead durante unos 30 minutos. Dejad enfriar y desmoldad el bizcocho.

image

Instrucciones para la decoración:

Una vez tengáis el bizcocho desmoldado cortadlo en tres o cuatro capas, según la altura que tenga. Con una batidora eléctrica batid durante unos 5 minutos y a potencia alta la mousse que habéis tenido en la nevera. Cuando tenga una consistencia como de merengue estará lista. Ahora comenzamos a montar la tarta. Colocad el primer piso de bizcocho sobre un plato y cubridlo con mousse por encima. No os quedéis cortos con la mousse, ya que si echáis muy poca el bizcocho se quedara seco (y encima os sobrara mousse). Repetid este paso con todos los bizcochos y después cubridlos también por los lados. Podéis usar una espátula para que quede bien liso, pero yo he preferido que tenga un toque mas informal y no lo he alisado. Finalmente podéis echar unas virutas de chocolate rallado por encima. Dejad enfriar en la nevera durante unas horas y la tarta estará lista para servirse.

image

Os aseguro que no os decepcionará, a mi hermana la ha encantado y en este tema es una crítica excepcional! ¿Que me decis? ¿Os atrevéis a prepararla para vuestros chocolateros particulares? Podéis dejarme vuestras dudas o comentarios justo debajo y… ¡Nos vemos en la siguiente receta!

Besos chocolateados, Clara