Buñuelos rellenos de crema de chocolate

Hooola reposteros!

Como veréis, la receta que os traigo hoy es perfecta para las fechas que se aproximan, la Fiesta de Todos los Santos. Aparte de ser un postre delicioso, es algo típico de nuestro país, ¿y qué necesidad hay de traer fiestas y dulces extranjeros para estas fechas si nosotros tenemos recetas tradicionales geniales para hacer? Así que, siguiendo la petición de mi amiga Sarita, que quería hacer estos buñuelos con su madre, os presento la receta, para que la disfrutéis no sólo degustándola, sino también en la cocina!

image

Receta de buñuelos (basada en la de Eva Arguiñano) rellenos de crema de chocolate (mi típica receta de crema pastelera, esta vez de chocolate)

Ingredientes para unas dos docenas de buñuelos (según su tamaño)

  • 4 huevos
  • 75 g de harina
  • 30 mL de aceite de oliva + aceite para freír los buñuelos
  • 120 mL de agua
  • 30 g de azúcar glasé (podéis añadir un poco más o un poco menos según el dulzor que queráis. Tampoco os recomiendo añadir mucho más, ya que si no quedarán algo empalagosos al ir rellenos de crema)

Instrucciones:

Poned a calentar en una cazuela pequeña el agua y el aceite, hasta que justo comience a hervir. Retirad del fuego y añadid la harina y la mitad del azúcar glasé. Removed bien hasta que este homogeneo. Dejad reposar unos minutos, hasta que se enfríe un poco (para que no se cuajen los huevos) y comenzad a incorporarlos uno a uno, esperando a que se integre el primero antes de añadir el siguiente. Cuando todos estén bien mezclados, añadid el resto del azúcar y reservad durante al menos 10 minutos. A mí se me fue un poco la pinza y lo deje una hora. Tranquilos, no pasa nada, queda perfectamente aunque lo dejéis reposar un poco más.

image

Ahora, calentad en una sartén pequeña abundante aceite de oliva, para que los buñuelos queden bien cubiertos e id añadiendo pequeñas bolitas de masa, ayudándoos de dos cucharillas de postre. El fuego debe estar a potencia fuerte, lo bastante para que no queden crudos los buñuelos pero tampoco demasiada para que no se chamusquen. Las madres entienden de esas cosas, así que lo mejor es que os ayuden en estos temas de “frituras”. Y si los que me leéis sois padres o madres… ¡Perfecto, podéis hacerlo vosotros mismos!

Cuando vayáis friendo los buñuelos, dejadlos sobre un plato con un papel de cocina y espolvoread bien con azúcar blanco. Ahora… ¡Llega el momento de la crema!

image

Ingredientes para la crema pastelera de chocolate:

  • 125 mL de leche
  • 35 g de azúcar blanco
  • 1 yema
  • 12 g de maicena
  • Una cucharada de cacao en polvo sin azúcar (dependerá un poco de la intensidad del sabor a chocolate que queráis)

Instrucciones:

Calentamos en un cazo pequeño la mitad del azúcar junto con la leche hasta que comience a hervir. Mientras eso se calienta, mezclamos la yema, junto con el resto del azúcar, la maicena y el cacao. Añadimos un chorrito de la leche caliente y removemos bien. Incorporamos toda esta mezcla al resto de la leche y calentamos hasta que espese. El fuego debe estar a una potencia media y tenéis que remover todo el rato, para evitar que os espese de repente y se os pegue todo! Cuando este lista la crema, extendedla sobre una bandeja para que se enfríe. Como vereis, es igual que la de los petit choux y las berlinas, cambiando el sabor de la crema típica, por el de chocolate.

Y ahora llega la mejor parte… ¡Rellenar los buñuelos! Yo lo hice con una jeringuilla, pero podéis usar una manga pastelera con boquilla de rellenar… Como vosotros queráis, pero con jeringuilla se hace genial! La clave está en rellenar un buñuelo, zamparse una cucharadita de crema, rellenar otro buñuelo y así sucesivamente. ¡Necesitamos energía para nuestra ardua tarea de rellenado de buñuelos!

image

Espero que os haya gustado, probadla porque os encantara. Pasad un feliz puente y ya sabéis, si andáis algo deprimidos por el cambio de hora, ¡nada mejor que una tarde en la cocina con las recetas de Le Sucre Nuage!

Muchos besooos!

Cookies de mantequilla de cacahuete y lacasitos! Y segundo cumplemes del blog!

Hola reposteros!

Como ya os había comentado vía Twitter, esta semana subiría otra receta, para celebrar que, justamente hoy, día 22 de octubre, Le Sucre Nuage cumple dos meseees!! 🎉🎊

60 días después de haber creado el blog, una noche estrellada de agosto y después de casi 500 visitas, no podría estar más feliz. Gracias a todos los que confiáis en mi, mirando semana tras semana el blog; a los que hacéis las recetas que con tanto cariño preparo para vosotros; a los que me seguís por Instagram o Twitter y sobre todo a mi familia, sin la cual esto no sería posible y que tienen la paciencia de aguantarme cuando les mando comprar más y más harina para mis postres, cuando me quejo de que tengo pocos platos para poner en las fotos o cuando les pido consejos sobre cómo montar el set, mandándoles sujetar todo tipo de cosas para hacer el fondo.

image

En definitiva, gracias a todos los que os habéis “subido a la nube de azúcar”. Gracias, gracias y más gracias.

Pero esto es un blog de repostería ¿no? Así que, vamos allá con la receta de hoy, súper festiva y colorida para iluminar estos nubosos días de otoño.

Receta de cookies de mantequilla de cacahuete y lacasitos (receta basada en la de Alma Obregón)

image

Ingredientes:

  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g azúcar moreno
  • 50 g azúcar blanco
  • 1 huevo L
  • 180 g mantequilla de cacahuete (yo uso la de mercadona que creo que da muy buen resultado)
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla (yo lo uso líquido)
  • 160 g de harina
  • ¡Un buen montón de lacasitos!

Instrucciones:

Tamizamos la harina y reservamos. Batimos la mantequilla y los dos tipos de azúcar con unas varillas y cuando este bien integrado y cremoso añadimos la mantequilla de cacahuete. Tras mezclarlo un poco, incorporamos el huevo y la vainilla. Finalmente, añadimos la harina y batimos un poco, solo hasta que este bien mezclado, sin sobrebatir. Y como no, para dar el delicioso toque final, incorporamos los lacasitos al gusto, cuantos más mejor, le dan un sabor increíble!

image

Ahora, ayudados de un par de cucharas o de una para hacer bolas de helado, vamos haciendo bolitas de masa y colocándolas en una bandeja forrada con papel de horno. Las llevamos al frigorífico y dejamos enfriar durante 15-30 min. No es necesario que aplastéis las bolitas, se aplanaran durante el horneado. Eso sí, dejad espacio entre ellas porque si no se pegaran al crecer. Si queréis que queden más coloridas y se vean los lacasitos, basta con que clavéis unos cuantos en la superficie de la bolita.

image

Ahora las introducimos en el horno a 180°, durante unos 12-15 min. Dependerá del tamaño de vuestras galletas, cuanto más grandes sean, más tiempo necesitarán, evidentemente. Cuando las saquemos del horno las dejamos templar unos 10 minutos… O justo lo necesario para no abrasarnos la boca! Calentitas están realmente deliciosas y con el olor a mantequilla de cacahuete durante el horneado… ¡Es difícil resistirse a zamparse un par de ellas nada más salir del horno!

Yo las prepare como “postre” para una cena con amigos y fueron todo un éxito. La mezcla del chocolate con el cacahuete es genial. De hecho la uso también en alguna otra receta que ya tengo preparada y pronto veréis en el blog!

image

Muchos besos a todos y, como os decía, miles de gracias. ¡Viva Le Sucre Nuage y vivan sobre todo sus seguidores!

Brownieee!! (O el mejor bizcocho de chocolate y nueces del mundo mundial)

Hola a todos!

Continuando con las Postremporadas de este mes, con los frutos secos como ingrediente principal hoy os traigo… BROWNIEEE!

Para los que no lo sepáis, el Brownie es, como os digo en el título, un bizcocho de chocolate y nueces, típico de Estados Unidos. Y para los amantes del chocolate es uno de los mejores postres que puedan probar! Además de que esta buenísimo es súper fácil de hacer y lo mejor es que lo podéis comer os salga como os salga, da lo mismo si el bizcocho está hundido o aplastado, su sabor lo compensa todo!!

image

Receta de Brownie (para unas 6-8 personas)

Ingredientes:

  • 50 g de harina
  • 4 huevos
  • 150 g azúcar
  • 150 g mantequilla
  • 200 g chocolate
  • nueces troceadas (y peladas obviamente)

Instrucciones:

Batimos los huevos con el azúcar y  mientras en otro bol derretimos la mantequilla con el chocolate en el microondas o al baño María. Recordad que si lo hacéis usando el microondas debéis tapar el bol y calentarlo en intervalos cortitos, comprobar cómo está, y volver a calentar, para evitar que se os queme.

image

Cuando este bien derretido lo añadimos a la mezcla de huevos y azúcar. Removemos con movimientos envolventes, de arriba a abajo, para que la masa se airee bien, porque como veis no vamos a usar levadura.

Por ultimo incorporamos las nueces. Colocamos nuestra masa en una fuente plana, untada con mantequilla o aceite y horneamos 25 minutos a 180°C.

image

Lo presentamos partido en trozos y si queréis, para una “experiencia” aún más chocolateada, añadid sirope de chocolate, Nocilla o simplemente untadlo en chocolate caliente. Mmmmmm… Veréis que es el paraíso de los chocolateros y de los no chocolateros también, porque, ¿quién puede resistirse a esta delicia?

Muchos besos, de nuevo chocolateados.

image

PD: Podéis dejarme vuestras propuestas para las Postremporadas del próximo mes o las recetas que queréis que haga próximamente. ¡Los lectores siempre tienen la razón!

#Postremporadas 3: Tarta de castañas y chocolate

¡Hola reposteros!

Continuamos con las Postremporadas, en este caso las del mes de octubre y cuyo ingrediente estrella son… Las castañas y las nueces! Porque, ¿hay algo más representativo del otoño que las hojas marrones cayéndose de los árboles, con el olorcillo a castañas asadas extendiéndose por las calles? ¿O los enormes sacos de nueces que comienzan a llenar las fruterías y supermercados?

image

Creo que estás recetas contienen toda la esencia de la estación y lo mejor es que al estar hechas con productos de temporada no sólo serán buenas para vuestros postres, sino también para vuestra salud y vuestro bolsillo!

Delantales puestos, manos limpias y… Vamos allá con la receta!

Receta de la tarta de castañas y chocolate (basada bastante libremente en la de La cucharina mágica)

Ingredientes para una tarta (unos 8-10 comensales)

  • 650 g de castañas
  • 350 mL de leche + la necesaria en el proceso de cocción
  • Cuatro onzas de chocolate negro para postres
  • 4 laminas de gelatina neutra (a la venta en casi todos los supermercados, las mías las compre en Mercadona)
  • Un vaso de agua fria
  • 140 g de azúcar blanco
  • 140 g de mantequilla pomada
  • 120 g de galletas
  • 60 g de mantequilla fundida

image

Instrucciones:

Untamos de mantequilla nuestro molde, desmoldable y de unos 20 cm. Machacamos las galletas y las mezclamos con la mantequilla fundida. Colocamos la mezcla en la base de nuestro molde y dejamos reposar en la nevera. Es muy similar a la base de nuestra tarta de queso (enlace aquí) Vamos ahora con la masa de la tarta.

Comenzamos pelando las castañas. Se tarda. Mucho. Es un trabajo de chinos (con perdón de los chinos). Pero merece la pena. Para ello, lavad las castañas y hacedlas un par de incisiones profundas para que sea más fácil pelarlas. Ahora introducidlas en un bol de cristal y llenad de agua hasta que estén bien cubiertas. Metedlo en el microondas, a potencia bastante alta, durante unos 20 min, para que se cuezan. Podéis hacerlo en intervalos cortos y comprobar que el agua no se sale al hervir, ¡no vayáis a liarla parda! Cuando estén listas, poneos unos guantes para no quemaros y… A pelar! No tenéis que quitarle solo la cascara dura, sino también la piel marrón oscuro que la recubre, hasta que quede de un color beis o marrón clarito.

image

Una vez peladas, colocadlas en una cazuela grande y con bastante altura y añadid la leche. Poned a potencia fuerte hasta que empiece a hervir y entonces bajadla un poco. Removed de vez en cuando, pero llegará un momento en el que comenzará a pegarse. Comenzad a añadir entonces la leche extra, un par de chorros, cuando vuelva a quedarse sin líquido, otro poco más, hasta que solo queden pequeños trocitos de castaña sólidos y el resto sea una pasta. Añadid el chocolate y dejad que se funda. Mezclad bien y retirad del fuego.

Mientras las castañas se van cociendo, poned en un plato hondo el vaso de agua y colocad ahí las laminas de gelatina para que se hidraten. En un bol aparte, mezclad el azúcar con la mantequilla hasta que se haga una crema.

Habeis retirado la cazuela del fuego, añadid entonces las laminas de gelatina (sin agua evídentemente, pero sin escurrirlas) y la crema de mantequilla y removed hasta integrar. Ahora introducid la mezcla en vuestro molde y… Buena noticia! Para esta receta no hace falta horno! Simplemente tenéis que dejar la tarta en el frigorífico unas 12 horas, la gelatina hará el resto y tendréis una tarta sencilla y deliciosa, nuevamente de auténtica pastelería!

image

Al dejar algunos trozos de castaña, el corte de la tarta queda precioso. Podéis añadir un poco de granada al servirla, el contraste queda genial. Pese a que pelar las castañas pueda ser algo costoso, atreveos a hacerla, no os arrepentiréis y es más, os aseguro que la repetiréis una y otra vez!

Muchos besos y la próxima semana os espero con una nueva receta de las Postremporadas!

Berlinas rellenas de crema pastelera (o el bollo más rico que probareis en vuestra vida)

En este post me confieso, ante todos vosotros, mis queridos lectores, futuros reposteros; ante “los dioses viejos y nuevos” y ante el universo pastelero al completo, pare deciros que… No me gusta la bollería. Lo siento, pero no, no me convence… ¡No me gusta!

image

Y direis, bueno, y que hace esta tía aquí vendiéndonos una receta de algo que no la gusta! A ver, me explico, claro que de vez en cuando me apetece comerme un donut, una napolitana de chocolate o una simple ensaimada. Pero no soy de ese tipo de gente que no puede vivir sin zamparse un bollo al día, ¡cuanto más chocolate y nata tenga mejor!

Pues bien, hago esta dolorosa confesión pastelera para demostraros que… ¡ESTA ES LA MEJOR RECETA DE BOLLERÍA QUE JAMÁS PROBAREIS EN TODO EL MUNDOOO MUNDIAL! El ligero saborcillo a limon del bollo (ya iréis descubriendo mi pasión por el limón y los cítricos en general) mezclado con el dulzor de la crema es mmmmmm ¡el paraíso de los dulces en la Tierra!

Asi pues, alla vamos con esta receta, que por cierto ha resultado ser la ganadora del “concurso” que realice la semana pasada en Instagram, donde os pedía que escogierais una de las dos recetas que os presentaba (cookies de mantequilla de cacahuete o esta). Y también, a petición popular, prometo subir en breve una receta de… Donuts! Pero por ahora, vamos con esta otra de berlinas, que no os dejará indiferentes.

image

Receta de berlinas (basada en la de la increíble SandeeA) y crema pastelera (receta familiar, la  misma que use en los Petit choux de crema)

Ingredientes para unas 16 berlinas (dependerá del tamaño)

  • 250 g de harina de fuerza (no es la normal, pero la encontráis en todos los supermercados y se usa para casi todas las recetas de bolleria)
  • 32 g de azúcar blanco
  • 5 g de sal
  • 2,5 g de levadura seca de panadería (también se emplea muchísimo para panes y bollos y es fácil de encontrar en grandes supermercados)
  • 2 huevos
  • Ralladura de un limón (le da un toque riquísimo)
  • 75 mL de agua
  • 62 g de mantequilla pomada (un poco blandita pero no fundida)
  • Aceite de oliva abundante para freír

Instrucciones:

El día anterior a servir nuestras berlinas (tened esto en cuenta para planificarlo), mezclamos todos los ingredientes en un bol grande, salvo la mantequilla y el aceite. Amasamos bien durante 5 min, es un poco pegajosa pero no os preocupéis.

image

Cuando este bien integrado, añadimos la mantequilla y seguimos removiendo, durante unos 5 minutos más. Colocamos nuestra bola de masa en un cuenco espolvoreado con harina, tapamos con un trapo y dejamos reposar unas 2 horas, hasta que su tamaño se duplique. Pasado ese tiempo, amasamos un poquito más, ponemos la masa de nuevo en el bol, tapamos con un film y dejamos en la nevera durante toda la noche.

Al día siguiente, enharinamos nuestra encimera, sacamos nuestra masa y vamos haciendo bolitas de unos 40g. Las depositamos sobre una fuente de horno con papel de hornear, un poco separadas (para que no se peguen al crecer) y las aplastamos un poquito con los dedos. Dejamos reposar unas 2 horas tapadas con film o con un trapo, para que fermente y crezcan.

Pasado ese tiempo, ponemos abundante aceite en un cazo y cuando este bien caliente, freímos las berlinas hasta que estén doraditas (1 min, como mucho 2 por cada lado). Las berlinas deben estar bien cubiertas de aceite, para que se hagan uniformemente. Sacamos del aceite y colocamos sobre un papel de cocina mientras espolvoreamos bien con azúcar blanco.

image

Dejamos enfriar y mientras vamos a preparar la crema pastelera.

Ingredientes para la crema pastelera

  • 250 ml de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 50 gr de azúcar blanco
  • 22 gr de maicena

Instrucciones:

Calentamos la leche con la mitad del azúcar en un cazo. No es necesario que llegue a hervir, pero debe estar bien caliente.

Mientras, batimos las yemas con la maicena y el resto del azúcar en un bol. Una vez que este bien integrado, añadimos un chorrito de la leche caliente y removemos bien. Incorporamos el resto de la leche en dos tandas, hasta que este bien mezclado y pasamos toda la mezcla al cazo. Lo calentamos hasta que espese. Tranquilos, tarda unos minutos. No lo pongáis a fuego muy fuerte porque se pegara. Mientras espesa removed muy bien para que no formen grumos y tras espesar, batid con intensidad hasta tener una crema lisa.

image

Extendemos la crema en una bandeja para que se enfríe. Cuando este fria, rellenamos nuestras berlinas. Yo las rellene usando una jeringa grande, pero podéis rellenarlas con una manga pastelera o a mano, con la ayuda de un descorazonador de manzanas.

¡Ya están listas para comer! Aunque esta receta parezca algo más difícil, por los fermentos y tiempos de espera, os aseguro que es súper fácil y que quedáis como auténticos pasteleros profesionales, ¡serán un éxito!

image

Espero que os haya gustado…¡La próxima semana una nuevo postre os espera! Y si hacéis alguna de estas recetas, no dudéis en subirla a Instagram y etiquetarme, ¡me haría muchísima ilusion!

Besazos a todos!