Hombrecillos de Jengibre (Gingerbread Man)

Hola reposteros!

Lo primero de todo, ¡siento el retraso! Pensaba subiros una nueva receta el lunes, como muy tarde el martes, pero entre una cosa y otra me he liado y os la subo hoy. Quería poneros una increíble Red Velvet Cake para que la prepararais para Nochevieja, pero no he podido. Entre una escapada a Madrid (en la cual he aprovechado a comprar colorantes en pasta, que en Burgos no he encontrado, y unos vasitos súper monos para hacer batidos) y quedadas navideñas variadas, no he encontrado tiempo.

image

Sin embargo, estoy segura de que me vais a perdonar cuando veáis el postrecillo que os traigo ahora… Nada más y nada menos que… ¡Hombrecillos de Jengibre! Si si, ¡igualitos que el de Shrek: Jengi! A mí madre y a mí nos ha entrado una obsesión con el entrañable personajillo y llevamos toda la semana sin parar de decir: ¡Jengiiii! o ¡Noooooo, los botones de caramelo nooooo!, al igual que él dice en la película. Seguro que vosotros también os obsesionáis con ellos, están taaaan buenos… ¡Y son tan monos!

Asi pues, vamos allá con la receta:

Receta para las galletitas de jengibre (Jengiiiisssss) basada en la de Anna’s Pastelería (para unas 25 galletas, según el tamaño)

image

Ingredientes:

  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente (un poco blandita)
  • 100 g de azúcar moreno
  • 1 huevo (el mío es de un señor de mi pueblo que tiene gallinas, ¡ecológico 100%!)
  • 130 g de miel (la receta original lleva melaza, pero es que mi miel también es de un pueblo y totalmente artesanal… ¡No tiene nada que envidiar a la melaza!
  • 350 g de harina
  • Una cucharadita de canela
  • Una cucharadita de jengibre en polvo (lo encontraréis en la zona de las especias en hipermercados)
  • Media cucharadita de nuez moscada
image

Mis hombrecillos tienen complejo de Reyes Magos jejeje

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 180°C, con calor arriba y abajo. Mezclamos la mantequilla con el azúcar y cuando esté bien integrado, añadimos el huevo. Incorporamos la mitad de la harina y removemos bien. Añadimos la miel, que premiamente hemos calentado un poco en el microndas para que este más líquida, y batimos. Vertemos el resto de la harina y las especias y mezclamos hasta obtener una masa homogénea. Prácticamente no se os pegara la masa a las manos, pero si la notáis excesivamente pegajosa podéis añadir un poco más de harina.

Ahora dividimos la masa en dos partes y las cubrimos con un papel film. Dejamos reposar 15 minutos en la nevera y 3 más en el congelador. A continuación, sobre un papel de horno, estiramos la masa hasta un grosor de medio centímetro y cortamos con un cortapastas con forma de hombrecillo (yo les encontré en mi viaje a Madrid). Vamos colocando las galletitas sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno y horneamos 12 minutos. Dejamos enfriar antes de decorarlas.

image

Ingredientes para el glaseado y la decoración:

  • 100 g de azúcar glase
  • 2 cucharadas de agua
  • Gominolas variadas

Instrucciones:

Simplemente mezclamos el azúcar con el agua hasta obtener una textura similar a pasta de dientes, podéis añadir un poco más de agua o de azúcar hasta conseguir la textura. Introducimos la mezcla en una manga pastelera con una boquilla circular fina o una jeringuilla y hacemos la boca, ojos, botones, zapatos… de nuestros hombrecillos. Para pegar las gominolas solo tenemos que poner un poquito de glaseado y poner la gominola encima.

¡Listo! Es una receta muuy fácil y muy rica, veréis que el jengibre le da un toque riquísimo y un regusto final algo picante, así que no os paséis con él.

image

¡Noooo, los botones de caramelo noooo! 

Y hasta aquí esta receta, que como vereis es la última del año. En este año 2015, le Sucre Nuage ha nacido para compartir mis recetas y vivencias con todos vosotros, y quería daros las gracias por las visitas, los likes, los comentarios… Gracias especialmente a mi familia por comerse todo lo que les preparo y a ellos y mis amigas por distribuir mi blog por aquí y por allá, ¡Menuda publicidad me están haciendo! Esto está empezando, (¡el blog tiene escasamente 4 mesecitos!) pero ya hemos pasado la barrera de las 1000 visitas y espero que poco a poco sean muchas más. Gracias reposteros, feliz año 2016 a todos y que todos vuestros sueños se cumplan. ¡Besazos!

 

Turrón de chocolate facilísimooo!

Hola reposteroos!

Feliz día de Nochebuena! Sé que hoy estaréis bastante liados con todos los preparativos, que si adorno la mesa, que si tengo listos los mazapanes, que si limpio la vajilla de las ocasiones especiales… Pero bueno, si aún no tenéis nada pensado para postre (lo cual dudo con todas las cosillas que ya os he subido jejeje…) os propongo este turrón de chocolate, delicioso y facilísimo, solo con deciros que lleva únicamente 4 ingredientes… ¡Y seguro que casi todos les tenéis en casa!

image

Asi que, manos a la masa y… ¡a preparar una obra maestra culinaria!

Receta de turrón de chocolate (estilo Suchard) basado en la receta de Webos Fritos.

Ingredientes para un turrón:

  • 100 g de chocolate negro (yo uso el de Valor)
  • 125 g de chocolate con leche (usé el de Lindt)
  • 50 g de manteca de cerdo ibérico (usé de la marca El Pozo, que viene en una tarrina blanca y es de buena calidad)
  • 100 g de Choco Crispies (ya sabéis, los copos de arroz inflado de chocolate)

Instrucciones:

Lo primero de todo es muy importante que nuestros ingredientes sean de buena calidad. Esto es necesario en todas las recetas, pero especialmente en postres como estos, que llevan muy pocos ingredientes y, si uno de ellos no es muy bueno… Nos chafará un poco el sabor.

image

El proceso es muy simple. Troceamos el chocolate y colocamos en un bol grande, que no sea de plástico. Añadimos la manteca y calentamos 2 minutos en el microondas a potencia máxima, con el bol bien tapado con un plato, hasta que se derrita por completo el chocolate. Añadimos los Choco Crispies y mezclamos bien. Vertemos en un molde de silicona para hacer turrón, como el que he usado yo y así no tenéis que engrasar el molde y queda divino. Le encontré en una tienda del centro de Burgos, Bazar Hogar y las dependientas fueron majisimas conmigo, incluso les di la dirección del blog! Si no queréis compraros el molde, sirve un tupper rectangular bien engrasado con mantequilla para que se despegue bien.

image

Dejamos en el frigorífico durante 10 minutos y durante 20 más en el congelador, para que se endurezca bien. Desmoldamos y… ¡Listo para comer! Incluso a mí que no me va mucho el turrón, me ha encantado y es apto para “todos los públicos”, incluso los más torpones en la cocina seréis capaces de hacer este turrón.

Nos veremos la próxima semana con más recetas navideñas. ¡Espero que disfrutéis mucho de estos días con vuestra familia y vuestros amigos! ¡Gracias y feliz Navidad a todos!

 

Pastitas nevadas

Hola reposteroos!

Quedan tan solo dos días para la Nochebuena y seguro que estáis como locos pensando en que preparar para la cena y la comida del día siguiente… Yo con los primeros y los segundos no os puedo ayudar, pero aquí estoy para sugeriros ideas geniales para vuestros postres, con los que seguro que triunfáis y que gustan a toda la familia.

Processed with VSCOcam with c1 preset

 

La receta de hoy son unas súper galletitas nevadas, muy apropiadas para estas fechas y perfectas para el café y los chupitos de la sobremesa. Esta semana os subiré también una receta de turrón de chocolate estilo Suchard que está de muerte y prepararé algunas recetas más para la próxima semana. Por ahora, vamos allá con la receta de estas galletitas, muy muy fáciles y deliciosas.

Receta de Pastitas nevadas (unas 50 galletitas, según el tamaño del cortador que uséis. Como es demasiada masa, yo congelé para otra ocasión. Queda perfecta, simplemente una vez hecha, envolvéis bien con un film, ponéis una bolsita de congelar y… Hasta otro día!)

Processed with VSCOcam with c1 preset

Ingredientes:

  • 125 g de mantequilla derretida
  • 100 g de azúcar glase
  • Una cucharadita de aroma de vainilla
  • 3 huevos
  • 8 g de levadura (medio sobre, más o menos)
  • 350-400 g de harina
  • Un poquito de leche
  • Coco rallado

Instrucciones:

Mezclamos la mantequilla con el azúcar y la vainilla. Añadimos los tres huevos, uno a uno, la levadura y por último la harina bien tamizada, poco a poco. Amasamos hasta obtener una masa homogénea y que no se nos pegue a las manos. Si se os pega, añadid más harina, la que os pida la masa.

Processed with VSCOcam with c1 preset

Cuando la masa este lista, la estiramos sobre una superficie enharinada y con un cortapastas, damos forma a nuestras galletas. Yo he usado una estrellita, que es muy navideña, pero podéis usar el que queráis, incluso un vaso os sirve. Colocamos nuestras pastitas sobre una bandeja de horno, forrada con papel de hornear y cocinamos durante 6 minutos a 225°, con calor arriba y abajo.

Una vez horneadas, esperamos a que se enfríen, pincelamos con un poco de leche y seguidamente espolvoreamos con coco rallado. Si lo preferís, podéis derretir un poco de chocolate y bañarlas con él, o espolvorearlas con azúcar glase, lo dejo a vuestro gusto.

Processed with VSCOcam with c1 preset

¿Súper fácil no? A los más peques de la casa les encantara hacer esta receta y dar forma a las galletas, así que si tenéis la oportunidad, hacerlas con ellos estas navidades, se lo pasarán genial y veréis qué cara de felicidad cuando su abuelo o su tía les digan lo ricas que les han quedado! Así comencé yo y… ¡Miradme ahora! ¡Es una inversión de futuro cocinar con vuestros pequeños!

Os deseo unas muy felices (y dulces) fiestas a todos!!

Besos navideños!

 

 

 

 

Trufas de chocolate (en dos versiones): Receta infalible para estas Navidades!!

Hola reposteros!!

¿Qué tal estáis? Falta menos de una semana para Nochebuena y… ¡Hay que comenzar a calentar motores! Esta es la tercera de las recetas navideñas, el martes subiré otra rica rica, muy apropiada para la sobremesa de la cena del día 24 y a lo largo de la semana también colgaré  algún postrecillo más. Para Nochevieja tengo preparada una perfecta tarta de un color que espero os dé mucha suerte y como no, ando con las manos en la masa (literalmente) para enseñaros la receta del “Roscón de Reyes”, ¡uno de mis dulces favoritos!

image

Bueno, y sin más dilación, os dejo con la receta de estas trufas de dos sabores, unas de chocolate negro, las clásicas, pero no por ello menos deliciosas, y otras de chocolate blanco, vainilla y coco, más exóticas pero riquísimas igualmente!

Receta de las trufas de chocolate negro (las clásicas) basada en la receta de María Lunarillos (os saldrán unas 20-25 unidades)

image

Ingredientes:

  • 200 g de chocolate negro para postres (yo uso el Valor)
  • 50 ml de nata líquida para montar
  • 7 g de azucar
  • 15 g de mantequilla
  • Cacao en polvo sin azúcar (también use el de Valor, que está mmmm… ¡de vicio!)

Instrucciones:

Hacer estas trufas es sencillisimo. Simplemente, ponemos en una cazuela a hervir la nata, la mantequilla y el azúcar y una vez que este bien caliente, vertemos sobre el chocolate troceado. Mezclamos bien bien hasta que el chocolate se funda y quede una masa homogénea. Si el chocolate no se derrite por completo, calentad en el microondas durante unos segundos y quedara perfecto. Tapamos con un papel film y dejamos reposar la masa durante una hora en un lugar fresco.

image

Vamos ahora con la receta de chocolate blanco, la formación de las trufas es igual para ambas recetas, así que la explicaré al final.

Receta de las trufas de chocolate blanco, coco y vainilla (unas 20 unidades)

Ingredientes:

  • 100 g de chocolate blanco
  • 25 ml de nata líquida de montar
  • 15 g de coco rallado
  • Una cucharadita de aroma de vainilla

image

Instrucciones:

Repetimos el proceso anterior, calentamos la nata, vertemos sobre el chocolate troceado y mezclamos bien. Añadimos el coco y la vainilla y cubrimos con un film. Dejamos reposar también en un lugar fresco durante una hora.

Vamos ahora con el “montaje” de las trufas. Para hacerlas mejor, yo he usado unos guantes de látex, para que el calor de mis manos no derrita las trufas y sea menos engorroso. De todas maneras, pasada la hora de reposo y enfriado, he introducido ambas masas 3 minutos en el congelador, para que se manipulen mejor.

image

Para dar forma a las trufas, simplemente usamos una cucharilla y cogemos una bolita de masa, según queramos el tamaño. Comenzamos por las de chocolate blanco, así que una vez que la bola este hecha, la rebozamos bien con más coco rallado. ¡Tienen un sabor increíble! Para las de chocolate negro, hacemos lo mismo, pero en este caso rebozamos con cacao en polvo.

¡Ya están listas! ¿Hay algo más fácil que estas trufas, perfectas para compartir con nuestra familia estas navidades? Yo creo que no… ¡Así que todos a la cocina y corriendo a preparar esta delicia, apta también para los más torpes de la casa! Yo, por mi parte, intentaré descubrir nuevos sabores de trufa, chocolate blanco y frambuesa, con leche y café, con kikos… ¿Qué más combinaciones se me ocurrirán? Si salen bien, prometo compartirlas con todos vosotros!

image

Muchos besos y… ¡hasta la semana que viene!

Tronco de Navidad (o una deliciosa combinación de nata, bizcocho y chocolate… ¡Ñam ñam!)

¡Holaaa reposteros!

Continuamos con las recetas navideñas… En este caso… ¡Con un TRONCO DE NAVIDAD! Esta es una receta con mayúsculas, es la RECETA. Porque hay postres ricos, otros menos ricos, unos más dulces, otros más ácidos, unos más sanos y otros más… Bueno, dejémoslo en más calóricos jejeje… Pero luego hay postres que son… Son… Son… Ay, es que este tronco está tan rico… ¡Que no encuentro palabras para describirlo!

Imaginad un trocito de bizcocho, suave, esponjoso, jugoso… Imaginadle ahora bañado de chocolate, puro, intenso y pintado de blanco, con una nubecilla de nata, con un toque avainillado, que se deshace en la boca… Ahora juntad todas estas sensaciones… ¡Y multiplicadlas por 1000! ¡Así es este tronco de Navidad!

image

Y para que podáis disfrutar esta increíble sensación vosotros también… ¡Vamos a ponernos manos a la obra!

Receta del Tronco de Navidad (para unas 8-10 personas) basado en la receta de Webos Fritos.

Este bizcocho consta de 4 partes, el bizcocho genovés, el almíbar, el relleno y la cobertura. Os pondré los ingredientes parte a parte, para que sea más fácil.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 4 huevos
  • 100 g de azúcar blanco
  • 120 g de harina

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 180 °C, con calor arriba y abajo. Separamos las claras de las yemas, montamos las claras con la batidora eléctrica y cuando comiencen a blanquear y estén casi a punto de nieve, añadimos el azúcar poco a poco sin dejar de batir. Batimos también las yemas en un bol aparte y añadimos a la mezcla anterior. Tamizamos la harina y añadimos a la masa, mezclando suavemente con una lengua de silicona, con movimientos envolventes.

image

Cogemos una bandeja plana, con algo de fondo, de unos 30×25 cm aproximadamente y cubrimos con papel de horno, incluyendo las paredes. Vertemos la mezcla y horneamos 12 minutos. Mientras, humedecemos un paño, escurrimos bien, y colocamos sobre la encimera. Sacamos el bizcocho del horno y colocamos sobre el paño, con el papel de horno aún puesto. Ahora, enrollamos el bizcocho sobre si mismo, ayudándonos del trapo y el papel y tensamos un poco a la vez que enrollamos. ¡Perfecto, el bizcocho ya está listo! Solo nos queda dejarle reposar durante una hora y cuarto a temperatura ambiente. Vamos con el almíbar.

Ingredientes para el almíbar:

  • 100 g de azúcar
  • 100 g de agua
  • 2 cucharaditas de licor (Algún orujo que os guste, Málaga Virgen, moscatel, brandy…)

Instrucciones:

Ponemos en una cazuela todos los ingredientes y calentamos hasta que llegue a hervir. Removemos bien y dejamos enfriar.

Ingredientes para la crema de nata:

  • Un brick pequeño de nata líquida para montar (unos 120 ml) con un 35% de materia grasa. ¡Esto es imprescindible, si no no montara!
  • Una cucharadita de esencia de vainilla.

image

Instrucciones:

Esta vez, yo he decidido rellenar el tronco con una crema de nata, que es súper sencilla y no se tarda nada en hacer, para ahorrarnos tiempo en la cocina. Pero, si lo preferís, podéis rellenarla con crema de trufa, la misma que puse en la tarta de trufa (link aquí), de crema pastelera, la de las berlinas, los buñuelos y los petit choux (link aquí) u otra que os guste (Nocilla, mermelada…)

Para hacer esta crema, la nata debe estar muy muy muy fría, o no montará. Yo la meti 3 minutitos al congelador antes de usarla, al igual que las varillas de la batidora eléctrica. El bol en que lo montéis, también debe estar frío. Colocamos en el bol la nata y batimos a potencia alta durante unos 3 minutos, hasta que comience a tener un poco de consistencia. Añadimos la vainilla y seguimos batiendo. En el momento en el que veamos que ya tiene el aspecto de crema, paramos de batir, o se nos hará mantequilla! Reservamos la nata en el frigorífico antes de usarla, yo la hice unos minutos antes de rellenar el bizcocho, cuyo procedimiento os explicaré ahora.

Simplemente, extendemos el bizcocho (con el papel de horno) una vez pasado el tiempo de “enrollado” y empapamos bien del almíbar, con un pincel, para que este bien jugoso. A continuación, extendemos la nata sobre el bizcocho, cubriéndolo bien por todos los sitios, dejando un trocito libre, lo que va a ser el borde exterior del tronco y enrollamos, intentando que no se nos escape la nata y metiéndola un poco hacia adentro si eso pasa. ¡Perfecto, ya casi está! Ahora, con el tronco bien enrollado en el papel de horno, le dejamos reposar una hora. Unos minutos antes de que pase el tiempo, preparamos la cobertura.

Ingredientes para la cobertura:

  • Una tableta (200 g) de chocolate negro para postres
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de agua

Instrucciones:

Ponemos todos los ingredientes en un bol, tapamos con un plato y calentamos en el microondas hasta que el chocolate esté bien derretido. Removemos y… ¡Listo!

image

Ahora, quitamos el papel de horno de nuestro tronco. Sacamos el plato en el cual vayamos a servir el tronco y forramos con papel de aluminio, salvo en el centro, donde estará el tronco. Con cuidado, colocamos el tronco en el plato y, con la ayuda de una lengua, vamos echando el chocolate sobre el bizcocho, cubriéndolo bien. Dejamos enfriar un poco el chocolate, durante media hora y con un tenedor, vamos haciendo surcos en el chocolate, para darle el aspecto de “tronco”. Cuando el chocolate ya este perfectamente frío y solidificado, retiramos el papel de aluminio y… ¡Voila! ¡Perfecto! ¡Ya está listo nuestro tronco!

Solo nos queda disfrutarlo con los nuestros y saborear esta delicia, hecha  con nuestras propias manos. Espero que os guste y… ¡Hasta la próxima receta navideña!

 

 

 

 

 

¡Llega la Navidad a Le Sucre Nuage! : Galletas de ajedrez

¡Hola reposteros!

¡Bienvenidos un día más al blog! Hoy es un día muy especial en Le Sucre Nuage porque… Comenzamos con las recetas navideñas! Siiii! Bieeen! Estaba deseando empezar! La Navidad es, junto con el verano (evidentemente), mi época favorita del año. No sólo porque me guste recibir regalos, como a todo el mundo, sino porque me encanta hacerlos y demostrar así mi cariño a las personas que me rodean.

¡Y qué mejor detalle para estas navidades que un buen pastel o una cajita de galletas caseras, por no hablar de unos ricos polvorones o mazapanes! Por eso, desde hoy y hasta el fin de estas fiestas, os enseñaré algunas recetas con las que deslumbrareis a pequeños y mayores, para que las compartáis con vuestra familia y amigos y disfrutéis de unas navidades muy muy dulces.

image

Así pues, vamos allá con la receta de hoy. Son unas galletas de ajedrez (evidentemente intuiréis porque se llaman así…) y muy típicas de Alemania en Navidad. ¡Espero que os gusten!

Receta de galletas de ajedrez (unas 30 unidades aproximadamente) basada en la de María Lunarillos.

Ingredientes:

  • 290 g de mantequilla blandita (podéis dejarla un par de horas a temperatura ambiente o meterla 15 segunditos en el micro, sin que llegue a estar derretida)
  • 150 g de azúcar
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • 420 g de harina
  • 15 g de cacao en polvo sin azúcar (yo uso el de Valor, esta riquísimo)

Instrucciones:

Comenzamos batiendo con una batidora de varillas la mantequilla con el azúcar, hasta que blanquee y comience a salir espumilla. Añadimos la vainilla sin dejar de batir. Paramos y añadimos la harina bien tamizada. Mezclamos hasta obtener una masa perfectamente integrada y que no se nos pegue mucho a las manos, si es necesario podéis añadir una pizquita más de harina.

image

Dividimos ahora la masa en dos mitades iguales y a una de ellas, le incorporamos el cacao en polvo, amasando un poquito hasta que este bien homogéneo. Hacemos dos bolas de masa y las recubrimos con film. Las metemos en la nevera y esperamos durante media hora.

Pasado el tiempo, las sacamos y colocamos sobre dos papeles de horno y, ayudándonos solo de las manos, amasamos hasta obtener una plancha lo mas rectangular posible. Una vez conseguida, amasamos con el rodillo, hasta tener una plancha finita. Hacemos lo mismo con la otra bola de masa e introducimos en el frigorífico, durante 15 minutos.

Tras el reposo, las volvemos a sacar y comenzamos el proceso de montaje de la galleta. Mereis que puede parecer algo complicado, pero es muy fácil en realidad. Por un problemilla técnico, no os podre subir todas las fotos del proceso, pero la próxima semana incorporare alguna a esta misma receta, para que lo veáis de forma mas gráfica. De todas formas, si tenéis alguna duda, podéis dejarla en los comentarios.

image

Comenzamos el montaje colocando la plancha de chocolate sobre la de vainilla y cortando los bordes sobrantes, para lograr un rectángulo lo más perfecto posible. Necesitareis un buen cuchillo, bien afilado. A continuación, cortamos la masa por la mitad, a lo largo. Y colocamos una de las mitades sobre la otra. Tendremos una pila de 4 planchas, con los colores amarillo y marrón alternados.  Cortamos de nuevo por la mitad.

Ahora, cortamos a lo largo, en lonchas, rebanadas, del ancho de una pastita, cada mitad de masa. Dejamos sobre el papel. Cortamos otra loncha y esta la volteamos, de tal manera que el color blanco coincida con el marrón y formemos el dibujo de ajedrez. Repetimos este proceso hasta acabar con toda la masa.

Por ultimo, cortamos a lo ancho la masa, para conseguir la forma definitiva de la galleta. ¿Que os parece? ¿Fácil no? ¡Espero haberme explicado bien y que lo entendáis!

image

 

Ya solo nos queda precalentar el horno, a 190 ºC, con calor arriba y abajo y hornear las galletas durante 10-12 minutitos, sin que lleguen a dorarse. Sacamos del horno y dejamos templar antes de moverlas, ya que en caliente son muy frágiles.

Veréis que están buenísimas y que su textura y presentación es de autentica pastelería. ¡Perfectas para el momento del café tras la comida de Navidad! La próxima semana vuelvo con otra receta navideña y deliciosa… ¡Un tronco de Navidad!

¡Muchos besos navideños a todos!

 

 

Pan facilísimo de frutos secos

Hola reposteroos!

Feliz dia 2 de diciembre a todos! 🎉🎉🎊🎊

Yujuuuu!! Fiestaaaa!! Aleluyaa!

Everybody danceee nooow! Chun chun chun!

Queee no pare la fiestaaa, don’t stop theeee… Mmmm… Bueno Clara, basta ya, estaréis pensando. ¿Pero qué fiesta es hoy? Si hoy no es ni nochevieja, ni carnaval, ni siquiera es sábado, ¡estamos a miércoles!

image

 

 

Pues si, queridos lectores. Hoy es miércoles, no se os ha colado ninguna celebración y tampoco es mi cumpleaños. Hoy es el día… ¡En el que acabo los exameneees! Si! Viva! Por fin! No sabéis las ganas que tenía de terminar y poder descansar un poco. Tengo tantas recetas pendientes de hacer, tantos libros que leer, tantas ganas de dar un paseo, que llevo un mes sin salir prácticamente de mi habitación…

Bueno, tras mi exaltada presentación causada por la felicidad post exámenes, os dejo con esta nueva receta: pan facilísimo de frutos secos. Y destaco lo de FACILÍSIMO. Porque lo es. Puede parecer que hacer pan en casa es un lío, que es muy difícil y que se tarda un montón. Nada más lejos de la realidad. Ahora mismo vais a comprobarlo…

Receta de pan de frutos secos (basado en el Iban Yarza), para unas dos barras medianas.

Ingredientes:

  • 450 g de harina normal
  • 50 g de harina integral
  • 330 ml de agua templada
  • 10 g de sal
  • 1,5 g de levadura seca de panadero (más o menos una cucharadita)
  • Frutos secos a vuestro gusto, yo le he puesto pipas de girasol, calabaza, pistachos, cacahuetes…

image

Instrucciones:

Cogemos un bol grande. Echamos el agua, la levadura y mezclamos. Añadimos la harina y la sal. ¡Y a remover! Se nos va a pegar un montón a los dedos, da lo mismo, es divertido igualmente! A mi personalmente me recuerda a los monstruos estos que son como de gelatina, que dejan un rastro de babas a su paso. No me preguntéis por qué, pero este tipo de masas pegajosas me les recuerdan muchisimo! Bueno, a lo que íbamos. Si seguimos amasando un poco, pronto dejará de pegarse. Dejamos reposar entonces la masa 5 minutos.

Pasado ese tiempo, pellizcamos un poquito la masa, estiramos hacia arriba y doblamos. Es como si estuviéramos haciendo una estrella sobre la masa, cogiendo masa de cada una de las esquinas. Si tenéis dudas, ¡comentad! Os lo intentare explicar más detalladamente, pero básicamente, ese es el concepto general.

image

Y ahora, tapamos el bol con un film y dejamos en la nevera durante al menos 12 horas. Al día siguiente la sacamos y habrá crecido un montón! Ponemos la masa sobre una superficie enharinada, con cuidado al sacarla del bol, hacedlo delicadamente, que no se “rasgue”. Dividimos la masa en dos trozos iguales y les damos forma de barra.

A continuación, colocamos una de las barras sobre un trapo húmedo. En una bandeja ya tenemos preparada nuestra mezcla de frutos secos, bien troceados. Pasamos la barra, que ahora tendrá una parte un poco humeda a la bandeja y de este modo los frutos quedarán pegados al pan. Repetimos la operación con la otra barra.

Dejamos reposar dos horas ambas barras sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno, como veis en la fotografía y las retorcemos un poco, por las puntas.

image

Pasado el tiempo, precalentamos el horno a 250 °C  y colocamos una bandeja con un poco de fondo en la ranura más baja de todas. Cuando el horno esté listo, introducimos la bandeja de las barras y echamos un vaso de agua en la bandeja de abajo, para provocar un golpe de vapor y que así nuestro pan se haga mejor, con cierta humedad. Tened cuidado para no quemaros!  Horneamos 10 min a esa temperatura y 25 más a 210 °C.

¡Y ya está! ¿Es facilísimo a que si? Espero que lo probéis y que os guste (que seguro que lo va a hacer). Por cierto, una vez hecho podéis congelarlo bien envuelto en papel film o una bolsita y sacarlo unas horas antes de consumir, tostado queda perfecto.

Y la próxima semana… Llega la Navidad a Le Sucre Nuage!

Besos fiesteros a todos!