Bizcocho marmolado

¡Hola reposteros!

Llegamos ya a la última semana de abril y esperemos que las “aguas mil” se vayan con la aparición de mayo y que salga un poquito el sol, ¡lo necesito!

El problema es que con mayo llegan… ¡Los exámenes! ¡Nooooo! Pero bueno, también llegan cosas chulas, la graduación, mi cumple… No voy a tener mucho tiempo para hacer recetas, así que las cosas a partir de ahora seran facilitas. Y he pensado que igual vosotros estáis como yo y necesitáis un postre sencillo, que no se tarde mucho de hacer, pero que sorprenda. Y se me ha ocurrido enseñaros esta receta, el bizcocho marmolado.

image

Es muy rápido de hacer, con un sabor riquísimo y quedas genial cuando se parte y bizcocho y… ¡Tachan! ¡Dos colores!

Receta del bizcocho marmolado (para un molde alargado, salen unas 10 porciones grandes)

Ingredientes:

  • 160 g de azúcar blanco
  • 4 huevos
  • 350 g de harina
  • 200 g de mantequilla fundida (en su defecto podéis usar aceite de oliva)
  • 100 ml de leche
  • 1 sobre (15 g) de levadura
  • 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (yo uso Valor)
  • 2 cucharaditas de aroma de vainilla (yo uso el de Vahine)

Instrucciones:

Comenzamos engrasando bien nuestro molde, con un poco de mantequilla fundida  harina y lo metemos en el frigorífico hasta que vayamos a usarlo. Precalentamos el horno a 170 grados.

image

En un bol, batimos el azúcar con los huevos. Una vez batidos, añadimos la harina, la mantequilla, la leche y la levadura y mezclamos hasta que todo esté homogéneo.

Ahora, separamos la masa en dos boles distintos. Ponemos más o menos, la mitad de masa en cada uno de ellos.  En uno de los cuencos, añadimos el cacao, previamente tamizado, y mezclamos bien. En el otro, añadimos las dos cucharaditas de vainilla y removemos. Sacamos el molde y vertemos primero la masa de vainilla. Ahora, con cuidado de no manchar mucho las paredes, echamos la masa de cacao. Por último, con un tenedor mezclamos un poco ambas masas, moviendo el tenedor de abajo a arriba, sin pasarnos, lo justo para que quede un poco movido.

image

Horneamos durante unos 40-45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, salga limpio. No lo desmoldéis en caliente, porque lo vais a romper. Dejadlo reposar una hora hasta que esté bien frío y ya, podréis partir y… ¡Ohhhhh! ¡Maravilla! Lo mejor es que cada vez sale de una forma, unas veces más bonito, otras veces menos, pero siempre siempre sorprende. Lo sé por experiencia, ¡todo el mundo os pedirá la receta!

¿Veis que fácil? En 15 minutos más el horneado, que no tenéis que preocuparos, lo tenéis listo. Genial para una merienda, un desayuno más elaborado, lo que os apetezca. Espero que os haya gustado, ya sabéis, probadlo y dejadme vuestros comentarios si os ha gustado.

¡Muchos besos!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s