Bizcocho de canela

¡Hola reposteros!

Os comunico que… ¡Este es mi primer post como mayor de edad! ¡Bieeen!

Lo escribo en un momentillo que tengo entre estudios de una cosa y otra. Ya he acabado los globales, pero aún me queda…

Vamos, que estoy harta y deseando acabar ya… ¡Verano llega ya! Menos mal que pronto llega la graduación pero luego… Ains, la PAU, que los que seáis más mayores conoceréis por “selectividad”.

image

Bueno, hoy os presento esta recetilla, que son como las que estoy haciendo últimamente, fáciles y rápidas, perfectas para hacer entre el descanso de una asignatura y otra jejeje. Espero que os guste, ¡en mi casa ha triunfado!

Receta para el bizcocho de canela (en un molde circular de 18 cm)

Ingredientes:

  • 180 g de mantequilla
  • 170 g de azúcar blanco
  • 75 g de azúcar moreno
  • 300 g de harina
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de levadura
  • 180 ml de leche
  • 2 cucharadas de canela (esto es según vuestro gusto, a mí me gusta bastante y con estas cantidades el sabor resalta, pero no es exagerado)
  • Azucar blanco y canela extra para hacer el crujiente

image

Instrucciones:

Engrasamos bien nuestro molde con un poco de aceite y espolvoreamos un poco de azúcar y canela por encima, para que nos quede una especie de corteza “crujiente”.

Batimos la mantequilla pomada (un poco derretida)  con los dos tipos de azúcar hasta tener una mezcla bien cremosa. Incorporamos los huevos y batimos. Reservamos. En otro bol tamizamos la harina con la levadura y la canela. Añadimos a la mezcla de azúcar y mantequilla la mitad de la harina y la mitad de la leche. Removemos bien y cuando esté homogéneo, añadimos el resto de la harina y la leche.

image

Receta de Le Sucre Nuage, con la inestimable colaboración de los tulipanes de mi jardín 🙂 

Horneamos a 180 grados con calor arriba y abajo durante una hora aproximadamente, o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Dejamos enfriar antes de desmoldar y… ¡Listo para comer!

Facil, ¿verdad? Siento estos días que no he podido subir recetas, pero claro, el día solo tiene 24 horas… La semana que viene os traeré unas galletitas muy ricas, a los que os guste el toffe y el caramelo os van a encantar.

image

Bueno, muchos besos y ¡disfrutad del fin de semana!

 

 

Postremporadas: Scones de fresa

¡Hola reposteros!

¿Cómo va el inicio de semana? Yo ya liada con los exámenes, por eso la semana que viene no podré subiros receta… ¡Lo siento! Este trimestre está siendo bastante agotador y con prisas constantes, menos mal que ya queda poco…

Pero antes de mi ausencia temporal quería dejaros esta receta para concluir con las Postremporadas del mes, unos ricos scones de fresa, que son como unos bollitos de pan, perfectos para mojar con la leche (o el té, que para eso son ingleses)

image

Asi pues, vamos allá con la receta de la semana.

Receta de scones de fresa (para unos 16-18 bollitos)

Ingredientes:

  • 45 g de azúcar moreno
  • 1 huevo más otro batido para pincelar
  • 12 g de levadura química
  • 350 g de harina (en principio, pero puede que necesitéis más)
  • 65 g de mantequilla cortada en cubitos
  • 65 ml de leche de almendras (le da un toque muy rico, pero podéis usar leche normal)
  • Una cucharadita de aroma de vainilla
  • Fresas cortadas al gusto

image

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 200 grados, con calor arriba y abajo. Mezclamos bien la harina con la levadura y la mantequilla, hasta obtener una especie de “migas”. Incorporamos las fresas y mezclamos. En otro bol, mezclamos la leche, con el azúcar, el huevo y la vainilla.

Incorporamos la mezcla liquida a los ingredientes secos y batimos bien, hasta conseguir una masa manejable, vamos, que no se nos pegue mucho a las manos. Tiene que estar elástica y no muy seca, pero que sea consistente. Sabéis cuando está lista porque podéis amasarla con un rodillo (hasta que tenga unos 3 cm de grosor) sobre una superficie enharinada y la podéis cortar en forma de círculo fácilmente. Yo he usado la medida de un vaso normal, pero depende de cómo os gusten de grandes los bollitos.

image

Pasamos los scones a una bandeja de horno forrada con papel de horno y pincelamos bien con el huevo batido. Añadimos unas pocas fresas más por encima y horneamos 12 minutos, hasta que veamos que están un poco doraditos.

Cuando estén fríos, les añadimos un poco de glaseado por encima. Ya sabéis, tan solo lleva leche y azúcar glas. Yo echo 4 cucharadas de azúcar y añado media de leche. Tiene que tener consistencia de yogur. Lo vertemos por encima y dejamos secar.

Processed with VSCO with g3 preset

Los alhelíes de mi jardín 🙂 

¡Y listo! No es tan difícil, ¿verdad? Os aseguro que están riquísimos y para desayunar son geniales. Espero que estas Postremporadas os hayan gustado y que disfrutéis de una de las frutas más ricas de todas.

¡Besos a todos!

 

¡Las Postremporadas de mayo!: Galletas enrejadas

¡Hola reposteros!

¡Por fin mayo! Qué ganas… El calorcito, los días largos, ese olorcillo a verano… ¿No me digáis que no lo habéis notado? Es como un olor a sol y a felicidad, que se empieza a notar conforme va avanzando el mes. Estad atentos, cuando os levantéis por la mañana, respirad profundamente y lo sentiréis. Puede que también tenga unos toquecitos a crema para el sol y a sandalias, pero eso ya depende de vuestra percepción olfativa.

image

Bueno, que me voy por las ramas. Yo venía a traeros la primera receta de las Postremporadas de este mes: galletas enrejadas de fresa. Porque si, el ingrediente estrella será… ¡La fresa! Seguro que os gustan, son de esos postres que no fallan.

Receta de galletas enrejadas de fresa (basada en la receta de Marialunarillos)

Ingredientes:

Para la masa de las pastas:

  • 250 g de harina
  • 125 g de mantequilla
  • 60 g de agua

Para el formado y relleno:

  • Mermelada de fresa (casera o comprada, como queráis)
  • 50 g de mantequilla fundida
  • Azucar glase

image

Instrucciones:

Comenzamos haciendo la masa de las galletas. Para ello, tamizamos la harina e incorporamos la mantequilla cortada en dados. Mezclamos hasta obtener una especie de migas. Cuando esté listo, añadimos el agua y removemos lo más rápido que podamos, hasta que todo esté homogéneo. Dejamos reposar 10 minutos.

Ahora, vamos a estirar la masa, dividiéndola previamente en dos partes. Una tiene que ser más o menos dos tercios de la masa y la otra, un tercio. La “masa grande” la cortaremos en tiras de 1cm aproximadamente. La otra la dejamos tal y como está.

En la masa normal, vamos cortando circulitos con él cortapastas que vayamos a usar en nuestras galletas. Conseguimos la forma típica de galleta. Hasta aquí fácil, ¿verdad?  Vamos ahora con el enrejado. Seguro que con la foto lo entendéis perfectamente.

image

¿Entendido el enrejado? Ahora cortamos la masa enrejada también. Sobre la masa simple, ponemos una cucharada de mermelada de fresa. Con un poco de agua pincelamos los bordes de la galleta inferior y colocamos la otra encima. Apretamos un poquito los bordes. Ahora, pincelamos con la mantequilla fundida la galleta, por encima y espolvoreamos azúcar glase.

image

Horneamos 15 minutos a 200 grados o hasta que las galletas estén doraditas. Quedan muy cuquis, parecen de película inglesa, las típicas pastitas que comen en el té. Seguro que no os decepcionan. Y ya sabéis, si tenéis dudas, podéis preguntarme en los comentarios.

Vuelvo la semana que viene con las recetas “fresiles”

¡Muchos besos!