Bizcocho de coco y limón

¡Hola reposteroos!

¡Se nos acaba el verano! Ayyyyyyy, qué pena.

Lo primero pediros perdón por no haber subido receta en taaaanto tiempo, pero ya sabéis. Entre que han sido las fiestas de mi pueblo, he estado unos dias de vacaciones y tengo que preparar todas las cosas para mí inminente inicio de la universidad… ¡Pues no me da la vida!

No obstante, aquí estoy de nuevo, a punto con otra receta para vosotros, con aroma a final de verano… Se trata de un rico bizcocho de coco y limón, ideal para recordar los días de sol. Espero que os guste.

image

Receta de bizcocho de coco y limón (el molde lo compre en Ikea, me parece muy cuqui y me recuerda un poco a los de Nordic Ware)

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • Zumo de un limón y su ralladura
  • 160 ml de aceite de oliva
  • 300 g de harina
  • 250 g de azúcar blanco
  • 150 ml de leche entera o en su defecto, nata de montar
  • 75 g de coco rallado (la cantidad dependerá de lo poco o mucho que os guste, a mí así me parece que le da el toque justo)

Instrucciones:

Comenzamos precalentando el horno a 180 grados y engrasando nuestro molde. Batimos el azúcar y el aceite y cuando esté bien mezclado vamos añadiendo los huevos uno a uno. Por otra parte, mezclamos la nata o leche con el zumo de limón y reservamos.

image

Ahora, añadimos la mitad de la harina y leche a la mezcla de azúcar, aceite y huevos y removemos. Cuando la masa este homogénea, incorporamos la otra mitad de leche y harina. Solo nos queda añadir la ralladura de limón y el coco rallado.

Vertemos la masa en nuestro molde y horneamos unos 50-60 minutos. Para darle el toque final, prepararemos un glaseado con 50 g de azúcar glas y un poco de leche, hasta que la mezcla tenga una consistencia de yogur.

image

Lo esparcimos por encima de nuestro bizcocho, una vez frío y desmoldado y espolvoreamos también un poco más de coco. ¡Ya está listo! Es esponjoso y de sabor fresco, parece uno de esos cocteles playeros con coco y limón que son tan refrescantes.  Espero que lo probeis, muchos besos a todos y… ¡disfrutad de estos últimos días!

Anuncios

Focaccia de tomate, tortilla y aceitunas

¡Hola reposteros!

Parece mentira, pero ya ha pasado la mitad de agosto… ¡Qué rápido se va acabando el verano! Pero bueno, seamos positivos, estamos en el momento cumbre del mes, con todas las fiestas de los pueblos y los días más cálidos. Hay que aprovechar al máximo lo que nos queda de descanso…

La receta que os traigo hoy es un poco especial, porque no, no es un postre. Es un pan salado. ¡Hay que variar un poco el recetario! Se trata de una focaccia, un bollo típicamente italiano, como deduciréis por su nombre. Seguro que más de una vez habéis ido a un restaurante italiano y os han servido un pan cortado en rebanadas largas y con distintos acompañamientos: tomate, aceitunas, cebolla…

image

Si alguna vez os habéis quedado con las ganas de hacerle… ¡Aqui tenéis la receta!

Receta de focaccia (basada en la del libro Postres y otras dulcerías)

Ingredientes:

  • 300 g de harina normal
  • 100 g de harina integral
  • 4 g de levadura seca
  • 300 ml de agua
  • Un tomate
  • Aceitunas al gusto
  • Trocitos de tortilla
  • Aceite, perejil, orégano y albahaca

image

Instrucciones:

Mezclamos los dos tipos de harina y la sal y reservamos. En un bol colocamos la levadura y el agua y removemos. Añadimos ahora este agua a la mezcla de harina y mezclamos hasta obtener una masa homogénea, será pegajosa, pero tranquilos que poco a poco la masa se hará más trabajable. Para ello, la dejaremos reposar primero 15 minutos en un bol engrasado con aceite, transcurrido el tiempo engrasamos nuestra mano y hacemos unos pliegues en la masa y volvemos a dejar reposar, esta vez unos 7 minutos. Repetimos este paso 3 veces y finalmente dejamos fermentar la masa unos 45 minutos.

Vamos a pasar a dar forma a nuestra focaccia. Colocamos papel de horno sobre una bandeja de horno y ponemos la masa sobre este. Vamos dando forma con los dedos hasta que la focaccia tenga una forma ovalada y un grosor de unos 2 cm. Solo nos queda colocar los ingredientes de acompañamiento por encima, en mi caso el tomate, aceitunas, tortilla… Podéis usar también cebolla, ajo, queso… Lo que más os guste. Para rematar la presentación, mezclamos tres cucharadas de aceite con perejil, orégano y albahaca, que esparcimos por encima con ayuda de un pincel.

image

Horneamos a 200 grados durante unos 20 minutos, hasta que esté dorada por encima y al pinchar con un palillo, este salga limpio. Vereis que olorcillo se extiende por la cocina mientras está en el horno… Es una maravilla.

Como siempre os digo, espero que la probeis, os va a encantar. ¡Disfrutad del veranito y nos vemos la semana que viene!

 

¡Bebidas refrescantes! Limonada y batido de menta y chocolate

¡Hola reposteros!

Entramos ya en agosto y el calor continua apretando. ¿Estáis disfrutando del verano? Tenéis que aprovechar… ¡Que ya solo queda un mes de descanso!

Hoy os traigo esta doble receta que espero que os guste. Se trata de una limonada casera, con su sabor un tanto ácido y refrescante y un batido de menta y chocolate. Son muy fáciles y rápidas de hacer, si queréis una merienda sencilla y fría, son vuestras mejores elecciones. ¡Vamos allá con la receta!

Receta de la limonada casera (para un vaso grandote)

Ingredientes:

  • Zumo de un limon
  • Una cucharada de azúcar (dependerá de lo dulce que os guste)
  • Un vaso grande de agua
  • Cubitos de hielo
  • Rodajas de limón y hojas de menta para decorar

Processed with VSCO with c1 preset

Instrucciones:

Echamos la cucharada de azúcar a nuestro vaso y añadimos el agua. Mezclamos bien e incorporamos el zumo del limón. Por último, echamos los hielos y las hojas de menta, apretándolas un poco para que le den un poco de sabor. Colocamos unas rodajas de limón para decorar y estaría lista.

Receta de batido de chocolate y menta:

Ingredientes:

  • Tres cucharadas de helado de chocolate y menta (yo use el de Mercadona)
  • Un vaso de leche desnatada
  • Sirope de chocolate
  • Hojas de menta

Processed with VSCO with c1 preset

Instrucciones:

Colocamos el helado en un bol y removemos para que se deshaga un poco. Añadimos la leche. Vertemos un poco de sirope por el interior del vaso, dejando que se escurra hacia abajo, le dará un toque muy chulo. Echamos la mezcla en el vaso y decoramos con la menta. ¡Listo!

Son fáciles, ¿no? Ya sabéis, si las probáis, mandadme fotos y si os ha gustado la receta no os olvidéis de comentar.

¡Besos refrescantes!