Lenguas de gato

¡Hola reposteros!

Parece mentira que ya estemos casi a mediados de octubre… ¡Está haciendo un tiempo espléndido! Mi corazoncito de burgalesa necesita ya un poco de frío, no me digáis que no tenéis ganas de volver a poneros el abrigo y la bufanda…

Así que la receta que os traigo hoy es la idónea para los días frescos que están por venir, porque, ¿a quien no le gustan unas buenas lenguas de gato mojadas en chocolate caliente? Si ya estáis pensando en tener una tarde de sofá, manta y chocolate, probad esta receta, que va a ser el colofón de una tarde perfecta.

img_5247

Receta de lenguas de gato (basada en la del libro Dulcerías y otros postres) para unas 20 lenguas.

Ingredientes:

  • 120 g de mantequilla derretida
  • 120 g de azúcar glas
  • 120 g de harina
  • 130 g de claras de huevo (las podéis comprar pasteurizadas, vienen en un brick y es mas fácil calcular el peso)

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo. En un bol vamos batiendo las claras un poco, hasta que espumen ligeramente. Seguidamente añadimos el azúcar, la harina y las claras. Batimos todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y sin grumitos.

img_5250

¡Miau!

¡Ah! Si quereis hacer unas lenguas un poco mas “flamencas”, como las mías, no tenéis más que separar un poco de masa, teñirla con colorante en pasta (en mi caso, rojo) y hacer puntitos sobre el resto de masa sin teñir.

Ahora, ponemos un papel de horno sobre la bandeja de horno. El proceso de formado de las lenguas es sencillo. Para ello, cogemos una cucharada de masa y la extendemos sobre el papel formando un circulo de masa fino. Podemos formar lenguas hasta que nos quepan en la bandeja con una ligera separación y entonces pasamos a hornear. Solo hacen falta unos pocos minutos para que el borde se dore, lo que nos indica que tenemos que sacar las lenguas. Ahora hay que ser rápidos, así que sacamos la bandeja y doblamos la lengua con las manos para lograr la forma característica (usad guantes para no quemaros jeje).

img_5255

La masa se enfría muy deprisa y luego no la podemos moldear, así que es mejor hacer hornadas pequeñas, para que cuando saquemos las lenguas no tardemos en darles forma. Por eso, para esta receta, es mejor contar con dos bandejas de horno, una dentro y la otra lista con la masa cruda.

Puede parecer un poco complicado, pero es mas fácil de lo que aparenta. Y tienen un sabor… ¡Que sabor! Además, son muy delicadas y quedan perfectas para tomar con el café si tenéis invitados, ¡quedáis como reyes!

img_5253

Lo dicho, espero que las probéis. Y si no os van tanto estas “delicatessens” y preferís un postre más consistente, os recuerdo que ya está en YouTube mi receta de mega cookie de chocolate y nubes. Difícil decisión, ¿verdad?

¡Nos vemos!

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s