Pan de hamburguesa

¡Hola reposteros!

¿Cómo va el veranito? ¿Os gusto la videoreceta de la semana pasada? Espero que sí, porque tengo alguna otra “en el horno” y lista para salir.

Pero hoy me apetecía hacer algo más versátil, que se pueda comer con dulce o con salado. ¿Y que hay más versátil que el pan? Encima, si se tratan de unos deliciosos bollitos para hamburguesa, con sus semillas por arriba, blanditos y esponjosos… ¿No se os hace la boca agua de pensar en las múltiples combinaciones para rellenarlos? Yo decidí preparar unas hamburguesitas de falafel. Para los que no lo sepáis, el falafel es una comida vegana, hecha a partir de garbanzo, verduras y distintas especias, lo que le da un sabor oriental muy característico. Ultimamente me estoy aficionando mucho a explorar este tipo de recetas, asi que es probable que pronto os sorprenda con alguna otra receta vegana o vegetariana, lo cual os vendría muy bien también a todos aquellos que seáis intolerantes al huevo o la lactosa, ya que las recetas veganas no pueden tener ningún componente animal.

IMG_1818

Dicho esto, ¡allá vamos con la receta!

Receta de pan de hamburguesa, para unos 12 bollitos (basada en la del libro “Postres y otras dulcerías”)

Ingredientes:

  • 200 ml de leche (si sois veganos, podeis usar leche vegetal de soja o arroz, por ejemplo)
  • 3,5 g de levadura seca (medio sobre)
  • 1 huevo (los veganos podéis usar puré de manzana o plátano)
  • 12 g de azúcar
  • Un pizca de sal
  • 20 ml de aceite de oliva
  • 450 g de harina de fuerza
  • Semillas de chia y sesamo tostado (podeis usar también semillas de amapola, pipas, lo que más os guste)

Instrucciones:

Comenzamos haciendo la masa. Para ello mezclamos la leche, la levadura, el huevo, el aceite y el azúcar en un cuenco. Yo use la thermomix para hacer la masa, así que lo puse directamente en el vaso del robot. Añadimos la harina y la sal y removemos hasta obtener una masa uniforme y no muy pegajosa (en la thermomix puse el modo amasado y espere hasta obtener la consistencia adecuada)

Dejamos reposar la masa un cuarto de hora y volvemos a amasar, hasta que casi no se pegue a nuestras manos. Colocamos en un cuenco pincelado con aceite y dejamos fermentar una hora cubierto con un paño, hasta que aumente de tamaño.

Pasado este tiempo, cortamos la masa en porciones. Mis trozos pesaban entre 70-80 g. Si queréis hacer panes más grandes, ya sabéis, simplemente es aumentar la cantidad de masa por cada porción. Hacemos pequeñas bolitas con las manos y las colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de horno. Volvemos a dejar reposar una hora, de nuevo tapado con el paño. Cuando este a punto de terminar el tiempo de fermentación, precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.

IMG_1829

¡Eso es el falafel! Hecho al horno parece carne, ¿a que si? 

Solo nos queda pincelar los bollitos con un poco de leche (agua los veganos) y esparcir unas semillas por encima. Horneamos 20 minutos y luego dejamos enfriar los panecillos en una rejilla.

Ahora toca pensar de que rellenamos los panes… Y como os he dicho, yo decidí preparar algo sano: hamburguesas de falafel. Lo acompañé con lechuga y cebolleta de mi huerta, pepinillos, queso y ketchup, para darle el toque tradicional. Estaban deliciosas y más ligeras que una hamburguesa de carne normal. Sé que este es un blog de postres pero, ¿os gustaría saber cómo preparé el falafel? Si es así, dejádmelo en los comentarios.

IMG_1836

¡Hasta la semana que viene! ¡Disfrutad del veranooo!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s