Bizcocho de calabacín

¡Hola reposteros!

¿Cómo estáis? ¿Que tal se presenta el inminente noviembre? Yo el mes que viene, comienzo ya con el primer examen (bioestadistica, uuffff)… Menos mal que el viernes pasado tuve fiesta, San Lucas, patrón de la facultad de medicina y me pude permitir un descanso, que me vino de perlas.

Pero bueno, aquí venís a aprender nuevas recetas, no a enteraros de mis vicisitudes (oye, que palabra más bonita jejeje) como universitaria. Así que, aquí vamos con un nuevo postre, muy otoñal y saludable, ya que lleva verdura como uno de sus componentes principales. ¿Cuenta para una de las 5 raciones diarias no?

FullSizeRender 34

Receta de bizcocho de calabacín (para unas 12-14 porciones, ¡sale un Bizcocho con B mayúscula!)

Ingredientes:

  • 300g de calabacín rallado (el mío era de la huerta, más ecológico imposible)
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 150 g de azúcar blanco
  • 10 g de levadura
  • 100 g harina de trigo (la normal, vamos)
  • 150 g de maicena
  • avellanas troceadas (podeis usar otro fruto seco que os guste)
  • media cucharadita de nuez moscada
  • una cucharada de canela
  • 3 huevos L

Instrucciones:

Comenzamos rallando el calabacín y reservamos. Por otra parte, juntamos la harina de trigo, la maicena, la nuez moscada, la canela y la levadura y las tamizamos, para obtener una textura más fina. Reservamos también.

FullSizeRender 16 copia 2

En un bol grande, mezclamos los huevos con el azúcar y el aceite y batimos bien. Incorporamos los ingredientes secos ya tamizados y removemos hasta obtener una masa homogénea. Solo nos queda incorporar las avellanas troceadas (mejor sin tostar, así conservan todas sus propiedades) y el calabacín rallado. Mezclamos de nuevo y… ¡Masa lista!

Engrasamos con aceite nuestro molde y vertemos la masa. Hornearemos 45-50 minutos con calor arriba y abajo, a una temperatura de 180ºC (previamente, hay que precalentarlo). Para comprobar que el bizcocho está listo, como siempre os digo, podéis pincharlo con un palillo. Si sale limpio, con solo unas migas pegadas, es que está cocido.

FullSizeRender 16 copia 3

Mmmm huele que alimenta, os lo aseguro. Yo decidí no agregarle ningún glaseado, me gustaba demasiado su color tostado natural, pero si os apetece darle un toque más dulce (y menos sano) solo tenéis que mezclar un poco de agua con azúcar glass, como os he enseñado en otros bundt cakes, como en este de limón. Y si queréis probar otros bizcochos de corte otoñal, también os aconsejo este bizcocho de canela, o esta tarta de castañas, ¡deliciosas propuestas!

Pasad un feliz lunes y… ¡Nos vemos en dos semanas!

Anuncios

Hummingbird cake (versión bundt)

¡Hola reposteros!

¿Qué tal se está portando agosto? ¿Mucha fiesta? ¿Estáis de vacaciones?

Yo estoy un poco triste… Ya tengo la sensación de que el verano llega a su fin y no me hago a la idea de que, otra vez, en unos pocos meses, tendré que ponerme a estudiar. Sí, sí, ya se lo que estaréis pensando todos los que trabajáis: “¡No te quejes tanto y aprovecha! ¡Que la vida de estudiante es la mejor!” Como yo no he trabajado nunca, no puedo ni afirmarlo ni desmentirlo. Lo que si os diré es que, a parte de las 6 horas de clase por la mañana, por las tardes, sobre todo en épocas de estudio, de otras 6 horitas no nos libra nadie… ¡No todo es tan fácil como parece!

IMG_6075

Pero bueno, centrémonos en que aun me quedan unos días de descanso, que pienso aprovechar para dejar preparadas unas cuantas recetas (y que así no me pase como el año pasado, que no volví a actualizar hasta verano, jejeje…) Y el postre que os traigo hoy es perfecto para culminar el final del verano con un buen sabor de boca. Porque, ¿hay algo que recuerde más al verano que las frutas tropicales? La piña, el plátano, el coco… Mmmm, ¡riquísimo!

Receta del hummingbird bundt cake, en su versión más sencilla, ¡en forma de bizcocho!

IMG_6069

Ingredientes:

  • 220 g de harina de trigo
  • dos cucharaditas de levadura
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta
  • una pizca de nuez moscada
  • 10 nueces troceadas
  • 50 g de coco rallado (lo venden en todos los supermercados)
  • 170 g de azúcar moreno
  • dos huevos M
  • 100 g de piña natural cortada en trozos (yo use una de Mercadona que ya viene cortada en rodajas, muy rica y fácil de comer)
  • 2 plátanos hechos pure
  • 1oo ml de aceite de oliva

Instrucciones:

Comenzamos precalentando el horno a 180ºC y engrasando nuestro molde. Este bizcocho suele ser la base para hacer una tarta, con capas alternas de crema de queso, pero como yo quería hacer algo más ligero y que podamos tomar para desayunar o merendar cualquier día, suprimí el queso y me quede con el bizcocho.

IMG_6064

Batimos los huevos con el azúcar y cuando esté bien mezclado, añadimos el aceite, la vainilla, la piña, el plátano hecho puré, el coco y las nueces. Removemos para obtener una masa uniforme. Añadimos ahora los ingredientes secos, (harina, levadura, canela y nuez moscada), previamente tamizados. Solo nos queda batir hasta que todo esté bien integrado y verter la masa en el molde. Introducimos en el horno unos 35-40 minutos. Como os digo siempre, para comprobar que el bizcocho está hecho, clavad un palillo y si sale limpio (solo hay unas migas pegadas), está listo.

IMG_6082

Esperad a que se enfrie antes de desmoldar u os pasará como me suele suceder a mi, que soy tan impaciente que no espero y termino por romper el bizcocho que ha quedado precioso. Recordad, ¡la paciencia es la madre de la ciencia! No sé si de la ciencia repostera, pero es importante en cualquier caso. Eso si, una vez desmoldado, ¡atacad y coméroslo como si no hubiera un mañana! Al fin y al cabo, lleva fruta. Tiene que contar como una de las cinco raciones diarias, ¿no?

Ya sabeis, probadlo y contadme en los comentarios. Nos vemos la semana que viene y hasta entonces… ¡Feliz verano!

Loaf cake de té verde y limón

¡Hola reposteros!

No se si os pasará como a mi, pero últimamente no hago más que ver en recetas, cartas de restaurantes o Instagram; montones de nombres ingleses para denominar cosas que, en español, llamamos de una sola manera. Y entonces me pregunté, ¿debemos usar esas palabras? ¿Designan comidas diferentes? ¿O es un simple método para dar más “glamour” a la comida en si?

Decidí informarme un poco y, efectivamente, hay palabras que son distintas porque sirven para dar nombre a cosas distintas. Y como quiero que vosotros, mis reposteros, habléis con propiedad, os traigo aquí las principales formas de decir en ingles lo que nosotros en español llamamos genéricamente “bizcocho”

Primero tenemos el pound cake, que son todos aquellos bizcochos que no llevan levadura entre sus ingredientes. Antiguamente, se elaboraban solo con huevos, harina, mantequilla y azúcar, en concreto con una libra de cada uno de sus ingredientes, de ahí el pound, que en inglés significa libra.

FullSizeRender 15

Por otra parte está el bundt cake, que es el bizcocho que se elabora en un molde de “bundt”, un molde redondo, con agujero en el centro y formas muy bonitas en la superficie.

También tenemos los shortcakes, bizcochitos pequeños que suelen estar rellenos de nata, crema y frutas (similares a los scones, que ya os enseñé en una receta) y por último, el loaf cake, el bizcocho de toda la vida, con su levadura y cocido en un molde normal. Y este es el postre que os traigo hoy. Tiene un sabor particular, por el té, pero tranquilos si las infusiones no os hacen mucha gracia, es un toque muy suave, casi enmascarado por el limón (que como sabéis a mi me encanta)

Receta del loaf cake de té y limón (basada en la de ILoveBundtCakes)

Ingredientes para el bizcocho:

  • 100 ml de leche desnatada
  • Dos cucharadas de té verde (el mío tenía además naranja, limón y melisa)
  • 100 g de mantequilla sin sal derretida
  • 125 g de azucar blanco
  • 50 g de miel ecológica a ser posible (calentada un poco en el microondas)
  • 2 huevos L
  • Zumo de medio limón
  • 180 g de harina
  • 5 g de levadura
  • Ralladura de limón

Ingredientes para el glaseado:

  • 50 g de azúcar glass
  • Té verde (el que vaya necesitando)
  • Más ralladura de limón

FullSizeRender 17

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo y comenzamos preparando el bizcocho. En primer lugar, calentamos la leche en el microondas y le añadimos las dos cucharadas de té. Dejamos infusionar unos 10 minutos, mientras vamos preparando el resto de la masa. Para ello, mezclamos la miel, el azúcar y la mantequilla y cuando esté bien integrado, incorporamos los huevos y la ralladura de limón.

Una vez la leche ha cogido el sabor del té, colamos las hojas e incorporamos el zumo de limón. Parecerá que la leche se corta, tranquilos, es lo que estamos buscando. Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos a la masa de huevos, azúcar, mantequilla… en dos tandas. Vertemos también la leche en dos veces, cuando añadamos una parte de la harina.

Mezclamos hasta obtener una masa lisa y sin grumos. La colocamos en un molde normal,  previamente engrasado con un poco de aceite y horneamos 35 minutos, más o menos. Antes de desmoldar el bizcocho, le dejamos enfriar unas dos horas, para evitar que se rompa.

FullSizeRender 16

Cuando ya está desmoldado, preparamos el glaseado. Colocamos en un cuenco el azúcar glass y vamos añadiendo el té a cucharadas, una por una, y mezclando, hasta que tengamos una textura similar a la de yogur líquido. ¡Cuidado de no pasaros con el componente líquido, o el glaseado no se secará! Solo nos queda verterlo sobre el bizcocho frío y rallar un poco de corteza de limón por encima, para darle un toque fresco.

Os prometo que no sabe mucho a té, es el punto justo para obtener un sabor cítrico y curioso. Podéis omitir el glaseado, si queréis, pero le aporta jugosidad y un dulzor que le va genial.

Si os atreveis a probarlo, espero vuestra opinión en comentarios, Twitter o Instagram. ¡Nos vemos la semana que viene! ¡Disfrutad del veranito!

Besosss alimonados

Bizcocho de coco y limón

¡Hola reposteroos!

¡Se nos acaba el verano! Ayyyyyyy, qué pena.

Lo primero pediros perdón por no haber subido receta en taaaanto tiempo, pero ya sabéis. Entre que han sido las fiestas de mi pueblo, he estado unos dias de vacaciones y tengo que preparar todas las cosas para mí inminente inicio de la universidad… ¡Pues no me da la vida!

No obstante, aquí estoy de nuevo, a punto con otra receta para vosotros, con aroma a final de verano… Se trata de un rico bizcocho de coco y limón, ideal para recordar los días de sol. Espero que os guste.

image

Receta de bizcocho de coco y limón (el molde lo compre en Ikea, me parece muy cuqui y me recuerda un poco a los de Nordic Ware)

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • Zumo de un limón y su ralladura
  • 160 ml de aceite de oliva
  • 300 g de harina
  • 250 g de azúcar blanco
  • 150 ml de leche entera o en su defecto, nata de montar
  • 75 g de coco rallado (la cantidad dependerá de lo poco o mucho que os guste, a mí así me parece que le da el toque justo)

Instrucciones:

Comenzamos precalentando el horno a 180 grados y engrasando nuestro molde. Batimos el azúcar y el aceite y cuando esté bien mezclado vamos añadiendo los huevos uno a uno. Por otra parte, mezclamos la nata o leche con el zumo de limón y reservamos.

image

Ahora, añadimos la mitad de la harina y leche a la mezcla de azúcar, aceite y huevos y removemos. Cuando la masa este homogénea, incorporamos la otra mitad de leche y harina. Solo nos queda añadir la ralladura de limón y el coco rallado.

Vertemos la masa en nuestro molde y horneamos unos 50-60 minutos. Para darle el toque final, prepararemos un glaseado con 50 g de azúcar glas y un poco de leche, hasta que la mezcla tenga una consistencia de yogur.

image

Lo esparcimos por encima de nuestro bizcocho, una vez frío y desmoldado y espolvoreamos también un poco más de coco. ¡Ya está listo! Es esponjoso y de sabor fresco, parece uno de esos cocteles playeros con coco y limón que son tan refrescantes.  Espero que lo probeis, muchos besos a todos y… ¡disfrutad de estos últimos días!

Blondie (o brownie de vainilla)

¡Hola reposteros!

¿Qué tal estáis? Al final me he retrasado un poco al subiros esta entrada, pero es que son las fiestas de mi ciudad y claro, hay que aprovechar…

Tengo un montón de recetas pensadas para enseñaros este verano y espero que a partir de julio pueda subiroslas más periódicamente. Es que claro, también estoy liada con las preinscripciones de la universidad… Creo que he tenido una buena nota y espero que me de para hacer lo que quiero (estoy casi segura de que si, pero con esto nunca se sabe…)

image

Y sin más dilación, la receta que os traigo hoy es un blondie, ósea, un brownie de vainilla. La verdad es que está delicioso y me gusta incluso más que el brownie clásico de chocolate. Pero ya sabéis que para gustos, colores (y brownies jeje)

Receta de blondie basada en la de Megasilvita (para un molde rectangular mediano)

image

Ingredientes:

  • 125 g de mantequilla fundida
  • 75 ml de aceite de oliva
  • 275 g de azúcar moreno
  • 2 huevos medianos
  • 275 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Nueces troceadas al gusto
  • Chips de toffe

Instrucciones:

Comenzamos engrasando nuestro molde y precalentando el horno a 180 grados. En un bol, derretimos la mantequilla en el microondas y en otro tamizamos la harina y la levadura.

image

Ahora añadimos el aceite, los huevos, la vainilla y el azúcar a la mantequilla derretida y mezclamos bien. Poco a poco, incorporamos estos ingredientes líquidos a los secos (harina y levadura) y removemos bien. Por último, añadimos las nueces y los trocitos de toffe. Vertemos la masa en nuestro molde y horneamos unos 30 minutos, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

image

¡Y ya estaría! Fácil fácil, y encima está delicioso. Y si le añadís una bola de helado de vainilla con nueces pecanas (yo compro el de Mercadona)… De vicio.

Seguro que os encanta y ya sabéis, podéis dejarme vuestra opinión en los comentarios. ¡Que disfrutéis de la semana!

Muchos besos

Brownie de ColaCao y cacahuetes

¡Hola reposteros!

Al final si he tenido algo de tiempo para subiros una receta esta semana. Eso sí, la próxima seguro que no podré. Tengo la Pau (chanchanchaaan) el 14, 15 y 16. Y el resto de la semana me la quiero tomar de relax jejeje. Pero prometo pensar algun postre para subiros próximamente. Tengo muchas ganas de hacer tartas más complejas y también pan. Y bollos suizos. Y helado. ¡Tengo muchas (creo que demasiadas) ideas en la cabeza!

image

Pero bueno, vamos con esta receta que termina el ciclo-de-las-recetas-fáciles-que-hacer-en-segundo-de-Bach.

Sí. Esta es otra receta fácil. No se tarda ni cinco minutos. Pero esta de rica… Se que siempre digo lo mismo, ¡pero es verdad!

Receta de brownie de Cola Cao y cacahuetes

Ingredientes:

  • 120 g de ColaCao
  • 3 huevos
  • 80 g de mantequilla fundida
  • 70 g de azúcar
  •  1 cucharadita de levadura
  • Y un puñado de cacahuetes
image

Con los preciosos alhelíes cortesía de Marianela 🙂

Instrucciones:

Comenzamos precalentando el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo. Engrasamos un molde pequeño, yo he usado el del bizcocho de limón, alargado.

Mezclamos los huevos con el azúcar hasta blanquear y derretimos la mantequilla en el microondas. La añadimos a la mezcla de azúcar y batimos hasta que esté homogéneo. Incorporamos el Cola Cao y la levadura. Solo nos queda picar los cacahuetes e incorporarlos a la mezcla. Batimos con movimientos envolventes, para crear burbujitas en la masa. La vertemos sobre el molde y horneamos 27-30 minutos.

image

Esperamos a que se enfríe para desmoldar. Podemos espolvorear un poco de azúcar glase por encima o acompañarlo de un poco de mantequilla de cacahuete para darle el toque definitivo. A mí personalmente me gusta el toque salado de los cacahuetes con el chocolate. ¿Y vosotros que me decís? ¿Os animáis?

¡Muchos besos choco-cacahueteados!

 

Bizcocho de canela

¡Hola reposteros!

Os comunico que… ¡Este es mi primer post como mayor de edad! ¡Bieeen!

Lo escribo en un momentillo que tengo entre estudios de una cosa y otra. Ya he acabado los globales, pero aún me queda…

Vamos, que estoy harta y deseando acabar ya… ¡Verano llega ya! Menos mal que pronto llega la graduación pero luego… Ains, la PAU, que los que seáis más mayores conoceréis por “selectividad”.

image

Bueno, hoy os presento esta recetilla, que son como las que estoy haciendo últimamente, fáciles y rápidas, perfectas para hacer entre el descanso de una asignatura y otra jejeje. Espero que os guste, ¡en mi casa ha triunfado!

Receta para el bizcocho de canela (en un molde circular de 18 cm)

Ingredientes:

  • 180 g de mantequilla
  • 170 g de azúcar blanco
  • 75 g de azúcar moreno
  • 300 g de harina
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de levadura
  • 180 ml de leche
  • 2 cucharadas de canela (esto es según vuestro gusto, a mí me gusta bastante y con estas cantidades el sabor resalta, pero no es exagerado)
  • Azucar blanco y canela extra para hacer el crujiente

image

Instrucciones:

Engrasamos bien nuestro molde con un poco de aceite y espolvoreamos un poco de azúcar y canela por encima, para que nos quede una especie de corteza “crujiente”.

Batimos la mantequilla pomada (un poco derretida)  con los dos tipos de azúcar hasta tener una mezcla bien cremosa. Incorporamos los huevos y batimos. Reservamos. En otro bol tamizamos la harina con la levadura y la canela. Añadimos a la mezcla de azúcar y mantequilla la mitad de la harina y la mitad de la leche. Removemos bien y cuando esté homogéneo, añadimos el resto de la harina y la leche.

image

Receta de Le Sucre Nuage, con la inestimable colaboración de los tulipanes de mi jardín 🙂 

Horneamos a 180 grados con calor arriba y abajo durante una hora aproximadamente, o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Dejamos enfriar antes de desmoldar y… ¡Listo para comer!

Facil, ¿verdad? Siento estos días que no he podido subir recetas, pero claro, el día solo tiene 24 horas… La semana que viene os traeré unas galletitas muy ricas, a los que os guste el toffe y el caramelo os van a encantar.

image

Bueno, muchos besos y ¡disfrutad del fin de semana!

 

 

Bizcocho marmolado

¡Hola reposteros!

Llegamos ya a la última semana de abril y esperemos que las “aguas mil” se vayan con la aparición de mayo y que salga un poquito el sol, ¡lo necesito!

El problema es que con mayo llegan… ¡Los exámenes! ¡Nooooo! Pero bueno, también llegan cosas chulas, la graduación, mi cumple… No voy a tener mucho tiempo para hacer recetas, así que las cosas a partir de ahora seran facilitas. Y he pensado que igual vosotros estáis como yo y necesitáis un postre sencillo, que no se tarde mucho de hacer, pero que sorprenda. Y se me ha ocurrido enseñaros esta receta, el bizcocho marmolado.

image

Es muy rápido de hacer, con un sabor riquísimo y quedas genial cuando se parte y bizcocho y… ¡Tachan! ¡Dos colores!

Receta del bizcocho marmolado (para un molde alargado, salen unas 10 porciones grandes)

Ingredientes:

  • 160 g de azúcar blanco
  • 4 huevos
  • 350 g de harina
  • 200 g de mantequilla fundida (en su defecto podéis usar aceite de oliva)
  • 100 ml de leche
  • 1 sobre (15 g) de levadura
  • 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (yo uso Valor)
  • 2 cucharaditas de aroma de vainilla (yo uso el de Vahine)

Instrucciones:

Comenzamos engrasando bien nuestro molde, con un poco de mantequilla fundida  harina y lo metemos en el frigorífico hasta que vayamos a usarlo. Precalentamos el horno a 170 grados.

image

En un bol, batimos el azúcar con los huevos. Una vez batidos, añadimos la harina, la mantequilla, la leche y la levadura y mezclamos hasta que todo esté homogéneo.

Ahora, separamos la masa en dos boles distintos. Ponemos más o menos, la mitad de masa en cada uno de ellos.  En uno de los cuencos, añadimos el cacao, previamente tamizado, y mezclamos bien. En el otro, añadimos las dos cucharaditas de vainilla y removemos. Sacamos el molde y vertemos primero la masa de vainilla. Ahora, con cuidado de no manchar mucho las paredes, echamos la masa de cacao. Por último, con un tenedor mezclamos un poco ambas masas, moviendo el tenedor de abajo a arriba, sin pasarnos, lo justo para que quede un poco movido.

image

Horneamos durante unos 40-45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, salga limpio. No lo desmoldéis en caliente, porque lo vais a romper. Dejadlo reposar una hora hasta que esté bien frío y ya, podréis partir y… ¡Ohhhhh! ¡Maravilla! Lo mejor es que cada vez sale de una forma, unas veces más bonito, otras veces menos, pero siempre siempre sorprende. Lo sé por experiencia, ¡todo el mundo os pedirá la receta!

¿Veis que fácil? En 15 minutos más el horneado, que no tenéis que preocuparos, lo tenéis listo. Genial para una merienda, un desayuno más elaborado, lo que os apetezca. Espero que os haya gustado, ya sabéis, probadlo y dejadme vuestros comentarios si os ha gustado.

¡Muchos besos!

 

 

Bizcocho de chocolate extrafácil

¡Hola reposteros!

Al final he conseguido algo de tiempo para subiros una receta esta semana, pero por los pelos, porque estoy liadisima. Estoy con todos los exámenes (menos mal que solo quedan dos semanas y luego… ¡Fiesta!) y además el sábado me voy a Pamplona a presentar un trabajo para un concurso, creo que ya os lo comenté. Mi equipo se llama “Las Triosas” que muchos no tendréis ni idea de lo que significa. Es un tipo de glucido (azúcares vamos) y como es de medicina, pues nos viene al pelo ya que además somos tres (y ese azúcar tiene 3 carbonos jejeje) Ya os contaré que tal me sale, ¡ojalá pasemos a la final nacional!

image

Y me ha dado tiempo a subiros la receta porque el postre que os presento hoy es el que he hecho este mismo fin de semana. Un bizcocho de chocolate facilísimo y que además está de chuparse los dedos, el bizcocho perfecto para los que dicen que “la reposteria es muy difícil”. Así pues, ¡allá vamos!

Bizcocho de chocolate súper sencillo

Ingredientes (para un molde de 20cm)

  • 250 mL de leche
  • 250 mL de aceite de oliva
  • Una cucharadita de esencia de vainilla (si no tenéis no es imprescindible, pero le da un toque muy rico)
  • 4 huevos
  • 250 g de azúcar
  • 250 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (si no tenéis, podéis echar Cola Cao, pero quitando algo de azúcar, dejáis unos 225-200g)

image

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 180°C y engrasamos nuestro molde. Batimos el azúcar y los huevos durante unos 3 minutos, hasta que espumen. Añadimos la leche y el aceite y mezclamos bien. Agregamos la harina en tandas hasta obtener una masa homogénea. Incorporáramos finalmente la vainilla y el cacao. Vertemos en nuestro molde y horneamos 50-60 minutos. Para saber si está hecho, pinchamos con un palillo y si sale limpio (vamos, que no queda masa pegajosa en él) está listo.

image

Lo sacamos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar (el mío olía taaaan bien que no esperé a desmoldarle y casi me le cargo) y luego podemos decorar con unas gotas de chocolate, chispitas de chocolate también o daditos de caramelo. Es mejor añadir todo cuando el bizcocho está aún caliente, ya que se funden y queda de rechupete.

¡Esta semana no podéis decir que no os lo he puesto fácil! Esta chupado y queda taaan rico… Casi me dan ganas de hacer otro ahora mismo.

image

Asi que os dejo. Que el bizcocho me espera.

¡Muchos besos chocolateados!

#Postremporadas 6: Bundt cake de limón con glaseado

Hola reposteros!

Bienvenidos un día más al blog! Continuamos con las Postremporadas del mes, que como ya sabéis, tienen al limón como protagonista. Además de ser una fruta que como ya os dije, me encanta, seguro que nos viene genial a todos teniendo el cuenta el tiempecito que estamos teniendo… Parece que, por fin, el invierno ha llegado! De hecho, os estoy escribiendo esta receta frente a la ventana, a través de la cual veo todo el paisaje… Nevadoooo!! Siii, hoy ha caído la primera nevada del invierno! Así que, este bundt de limón nos va a sentar de perlas y vamos a recargar a tope nuestros depósitos de vitamina C, para hacer frente a los catarros y las gripes que nos atacan por estas fechas.

Así pues, vamos allá con la receta!

Receta del Bundt Cake de Limón (receta basada en la de Martha Stewart)

Ingredientes para el bizcocho:

  • 250 ml de aceite de oliva
  • 450 g de azúcar blanco
  • 6 huevos M
  • 500 g de harina
  • Zumo de un limón y medio
  • Ralladura de un limon
  • 250 ml de nata para montar (un brick pequeño)

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 180 °C y engrasamos nuestro molde. Yo lo he tenido que hacer en un molde de bizcocho normal, porque todavía no tengo moldes especiales de bundt (iconito llorando desconsoladamente). Pero uno de mis regalos de estas navidades, seguro que son unos moldes de Nordic Ware… Ains, son tan rebonitos ellos, con todas sus formas variadas y los bizcochos quedan taaaan chulos! Mama y Papa, si estais leyendo esto, ¡tomad notaaa! Bueno, que me disperso, sigamos con la receta jejeje.

image

Mezclamos el zumo de limón con la nata. Reservamos. Y tamizamos la harina. Y reservamos de nuevo. Batimos bien el azúcar con el aceite y añadimos los huevos, uno a uno. Cuando esté homogéneo, incorporamos la mitad de la harina y la mitad de la nata, que va a estar muuy pastosa, llena de grumos y con un aspecto horrible! Tranquilos todos, que precisamente esa nata de pinta asquerosa va a ser la responsable de la jugosidad de este bundt!

Cuando esté bien mezclado, añadimos el resto de la harina, el resto de la nata y la ralladura de limón y batimos. Vertemos en el molde y horneamos 50-60 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio.

Cuando esté frío, lo desmoldamos y lo colocamos en el plato en el que lo vayamos a servir. Vamos a preparar el glaseado.

Processed with VSCOcam with c1 preset

Ingredientes para el glaseado:

  • 150 g de azúcar glase
  •  Nata líquida para montar

Instrucciones:

Colocamos en un bol el azúcar. Y añadimos una par de cucharaditas de nata. Mezclamos. Añadimos un poco más de nata. Mezclamos. Y así sucesivamente hasta obtener una textura no muy líquida, algo pastosa, como de yogurt. Si se os queda demasiado líquida, añadid un poco más de azúcar y si está muy pastosa, algo más de nata. ¡Así de sencillo!

Vertemos el glaseado sobre nuestro bundt y… Tachan! Si ya tenía buena pinta… La de ahora es aún mejor! Parece mentira que con algo tan simple como un glaseado, el aspecto sea tan distinto, como de pastelería! Y si dejáis que el glaseado caiga por los bordes y forme churretes… Ya es la sensación del barrio!

Processed with VSCOcam with c1 preset

Y hasta aquí las Postremporadas de este mes, la próxima semana vuelvo con otra recetilla y pronto con los postres navideños! Espero que hagáis este bundt cake y que os guste mucho mucho mucho!

Muchisimos besos!