Banoffee cream pies: El regreso de Le Sucre Nuage

¡Hola reposteros!

Que raro se me hace volver a decir esto… Pero sí, aquí estoy de nuevo, después de más de medio año. La verdad es que no tengo una excusa muy consistente para justificar mi ausencia en el blog. Solo puedo deciros que no es tarea fácil compaginar la vida universitaria en otra ciudad con el esfuerzo que requiere mantener un blog de repostería, ¡y más cuando no tienes cocina donde practicar!

IMG_5884

No se puede recuperar el tiempo perdido, pero si se puede retomar lo que se dejó en espera, de modo que este verano trataré hacer todas las recetas que pueda para tener material suficiente para los próximos meses. Y para comenzar, os traigo esta receta, que la verdad fue un poco improvisada como ya os contaré en otro post, pero que me sorprendió gratamente por lo bien que quedó.

Con todos ustedes, señoras y señores, el regreso de Le Sucre Nuage con unas deliciosas, cremosas y dulces: ¡Banoffee cream pies!

Receta de las Banoffee cream pies (para unos 12 pastelillos)

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre
  • 4 yemas de huevo L
  • 200 ml (un brick pequeño) de nata (podéis usar tanto la nata de montar como la de cocinar)
  • 45 ml de leche
  • 70 g de azúcar blanco
  • 30 g maicena
  • 1 rama de canela
  • Sirope de caramelo y platano para decorar

FullSizeRender 15

Instrucciones:

Podemos emplear tanto hojaldre casero como una lámina ya hecha. Yo le hice casero, con la receta de hojaldre de la Thermomix (que por cierto no me agradó mucho, tendré que pensar como mejorarla porque queda demasiado blanda para mi gusto). Cuando tengamos el hojaldre listo, pasamos a hacer la crema.

Para ello, comenzamos infusionando la nata con la canela y la leche, poniéndolas en un cazo y dejando que hierva. Retiramos del fuego y dejamos templar. Mientras, hemos batido las yemas con el azúcar y cuando la nata esté más fría, la incorporamos a la mezcla de yemas en dos tandas. Removemos bien y trasladamos la mezcla a un cazo, donde incorporamos la maicena y mezclamos hasta que no se vean grumitos.

Con la crema pastelera, como siempre os digo, hay que tener cuidado. El fuego debe estar a una potencia media y hay que remover con unas varillas constantemente, ya que si no, se nos pegará la masa al fondo del cazo. Cuando ya haya espesado, la quitamos y dejamos atemperar.

IMG_5902

Entretanto, colocamos el hojaldre. Yo use el molde rígido para hacer cupcakes, pero podéis usar flaneras pequeñas, por ejemplo. Lo engrasamos con un poco de aceite, cortamos el hojaldre con un vaso o un cortapastas redondo y lo ponemos en el molde. Solo nos queda colocar la crema, un par de cucharadas por cada pastelillo y hornear 15-20 minutos a 250 grados. Yo quería que la superficie quedara un poco tostada, así que los saqué del horno cuando vi que estaban en ese punto.

Cuando estén fríos, los desmoldamos y decoramos para darle el toque de “banoffee”. Echamos un poco de sirope de caramelo por encima y decoramos con un par de rodajas de plátano. ¡Y listo!

IMG_5887

Tienen una pinta estupenda, ¿verdad? Son un postre muy suave y ligero, os recomiendo conservarle en el frigorífico, ya que tiene crema que se puede estropear.

Espero que os haya gustado esta nueva receta y que la espera haya merecido la pena… ¡Volveré pronto!

¡Muchos besos!

 

Pannacotta de chocolate

¡Hola reposteros!

¿Qué tal va el inicio de verano? Seguro que algunos estáis de vacaciones en la playa, otros seréis más de quedaros en la ciudad y yo soy de los que reavivan el pueblo.

La receta que os traigo hoy es muy muy sencilla y refrescante, genial para estos días de calor que comienza a hacer. Además, no necesita muchos ingredientes y es muy interesante para preparar cuando hay mucha gente. Se sirve la pannacotta en vasitos, tantos como comensales haya, y luego simplemente se decora un poco, con fresas, frambuesas, un poquito de chocolate…

image

Bueno, pues vamos allá y ¡espero que os guste!

Receta de pannacotta de chocolate (basada en la del libro Postres y otras dulcerías)

Ingredientes:

  • 200 ml de nata líquida de montar (un brick pequeño)
  • 50 ml de leche
  • 50 g de azúcar glas
  • 2 laminas de gelatina neutra
  • 40 g de chocolate negro

image

 

Instrucciones:

En un bol pequeño mezclamos la leche, la nata y el azúcar. Calentamos a fuego medio. Mientras se calienta, dejamos que la gelatina se hidrate en un plato de agua fría durante unos 5 minutos.

Añadimos el chocolate cuando la mezcla de nata haya cogido temperatura y removemos. Subimos un poco el fuego y calentamos hasta que hierva. Retiramos y añadimos la gelatina. Solo nos queda colocar la pannacotta en vasitos o pequeños moldes. Yo use unos de silicona con forma de “flan”. Metemos en el frigorífico y dejamos que cuaje durante toda la noche, o al menos cuatro horas.

Processed with VSCO with c1 preset

¡Ñam, ñam!

Para desmoldarlo, yo sumergí el molde en agua caliente y apretando la silicona, salía sin problemas. Solo nos queda, como ya os digo, decorar y degustar.

Espero que os guste mucho, ya sabéis, si hacéis este postre podéis mandarme vuestras fotos a través de mis redes sociales, que tenéis en la parte derecha del blog.

image

La prueba de fuego… ¡Y no quedó nada en el plato!

¡Besos!

Buñuelos rellenos de crema de chocolate

Hooola reposteros!

Como veréis, la receta que os traigo hoy es perfecta para las fechas que se aproximan, la Fiesta de Todos los Santos. Aparte de ser un postre delicioso, es algo típico de nuestro país, ¿y qué necesidad hay de traer fiestas y dulces extranjeros para estas fechas si nosotros tenemos recetas tradicionales geniales para hacer? Así que, siguiendo la petición de mi amiga Sarita, que quería hacer estos buñuelos con su madre, os presento la receta, para que la disfrutéis no sólo degustándola, sino también en la cocina!

image

Receta de buñuelos (basada en la de Eva Arguiñano) rellenos de crema de chocolate (mi típica receta de crema pastelera, esta vez de chocolate)

Ingredientes para unas dos docenas de buñuelos (según su tamaño)

  • 4 huevos
  • 75 g de harina
  • 30 mL de aceite de oliva + aceite para freír los buñuelos
  • 120 mL de agua
  • 30 g de azúcar glasé (podéis añadir un poco más o un poco menos según el dulzor que queráis. Tampoco os recomiendo añadir mucho más, ya que si no quedarán algo empalagosos al ir rellenos de crema)

Instrucciones:

Poned a calentar en una cazuela pequeña el agua y el aceite, hasta que justo comience a hervir. Retirad del fuego y añadid la harina y la mitad del azúcar glasé. Removed bien hasta que este homogeneo. Dejad reposar unos minutos, hasta que se enfríe un poco (para que no se cuajen los huevos) y comenzad a incorporarlos uno a uno, esperando a que se integre el primero antes de añadir el siguiente. Cuando todos estén bien mezclados, añadid el resto del azúcar y reservad durante al menos 10 minutos. A mí se me fue un poco la pinza y lo deje una hora. Tranquilos, no pasa nada, queda perfectamente aunque lo dejéis reposar un poco más.

image

Ahora, calentad en una sartén pequeña abundante aceite de oliva, para que los buñuelos queden bien cubiertos e id añadiendo pequeñas bolitas de masa, ayudándoos de dos cucharillas de postre. El fuego debe estar a potencia fuerte, lo bastante para que no queden crudos los buñuelos pero tampoco demasiada para que no se chamusquen. Las madres entienden de esas cosas, así que lo mejor es que os ayuden en estos temas de “frituras”. Y si los que me leéis sois padres o madres… ¡Perfecto, podéis hacerlo vosotros mismos!

Cuando vayáis friendo los buñuelos, dejadlos sobre un plato con un papel de cocina y espolvoread bien con azúcar blanco. Ahora… ¡Llega el momento de la crema!

image

Ingredientes para la crema pastelera de chocolate:

  • 125 mL de leche
  • 35 g de azúcar blanco
  • 1 yema
  • 12 g de maicena
  • Una cucharada de cacao en polvo sin azúcar (dependerá un poco de la intensidad del sabor a chocolate que queráis)

Instrucciones:

Calentamos en un cazo pequeño la mitad del azúcar junto con la leche hasta que comience a hervir. Mientras eso se calienta, mezclamos la yema, junto con el resto del azúcar, la maicena y el cacao. Añadimos un chorrito de la leche caliente y removemos bien. Incorporamos toda esta mezcla al resto de la leche y calentamos hasta que espese. El fuego debe estar a una potencia media y tenéis que remover todo el rato, para evitar que os espese de repente y se os pegue todo! Cuando este lista la crema, extendedla sobre una bandeja para que se enfríe. Como vereis, es igual que la de los petit choux y las berlinas, cambiando el sabor de la crema típica, por el de chocolate.

Y ahora llega la mejor parte… ¡Rellenar los buñuelos! Yo lo hice con una jeringuilla, pero podéis usar una manga pastelera con boquilla de rellenar… Como vosotros queráis, pero con jeringuilla se hace genial! La clave está en rellenar un buñuelo, zamparse una cucharadita de crema, rellenar otro buñuelo y así sucesivamente. ¡Necesitamos energía para nuestra ardua tarea de rellenado de buñuelos!

image

Espero que os haya gustado, probadla porque os encantara. Pasad un feliz puente y ya sabéis, si andáis algo deprimidos por el cambio de hora, ¡nada mejor que una tarde en la cocina con las recetas de Le Sucre Nuage!

Muchos besooos!

Petit choux rellenos de crema pastelera

¡Hola a todos!

En el post de hoy os traigo una receta tradicional, pero ligeramente innovada, los petit choux, que en versión española de toda la vida son los típicos petisus.

Tenia muchas ganas de hacer este postre, pero me desanimaron algunas recetas y comentarios que vi, ya que en muchas ocasiones la masa de los choux quedaba muy liquida y no se podía dar forma con la manga y era difícil coger el punto a la consistencia. Sin embargo, buscando buscando encontré la receta que hoy os traigo y la verdad que estoy contentísima con los resultados, ¡han sido todo un éxito!

image

Receta para los petit choux rellenos de crema pastelera (basado en la receta de la masa choux de Eva Arguiñano y en la receta de mi abuela de la crema pastelera)

Ingredientes para unos 25-30 petit choux, según el tamaño

  • 125 ml de agua
  • 3-4 huevos, dependiendo del tamaño. (Concretamente yo use uno grande y dos medianos)
  • Una pizca de sal
  • Media cucharadita de azúcar (2 gramos)
  • 65 gr de mantequilla
  • 100 gr de harina tamizada

Instrucciones:

Precalentamos el horno a 180 grados.

Hervimos el agua junto con el azúcar, la mantequilla cortada en trocitos y la pizca de sal en un cazo pequeño. Cuando hierva retiramos la cazuela del fuego y añadimos la harina. Removemos bien hasta que quede totalmente integrada y pasamos la masa a un bol.

Dejamos reposar unos minutos para que se enfríe un poco y el huevo no cuaje. Agregamos entonces los huevos de uno en uno, esperando a que estén totalmente incorporados, antes de añadir el siguiente.

image

Introducimos la masa en una manga pastelera con boquilla de estrella o rizada. Yo he probado varios tipos de mangas; desechables, de varios usos… Y la que mas me gusta es una manga para usar muchas veces que encontré en Ikea. Viene en un pack con varias boquillas e incluye también una lira para cortar bizcochos. La verdad es que se manipula muy bien y viene genial para los principiantes.

Formamos pequeños montoncitos redondos sobre una placa de horno forrada con papel vegetal, teniendo en cuenta que crecerán un poquito en el horneado. Horneamos durante unos 20 min (incluso unos 22 o mas) a la misma temperatura. Es preferible que la masa este unos minutos mas en el horno a que este de menos, ya que los petit choux que están más cerca del cristal del horno reciben menos calor y pueden quedar un poco crudos.

Pasado este tiempo, dejamos enfriar los petit choux y los cortamos con unas tijeras.

Ingredientes para la crema pastelera

  • 250 ml de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 50 gr de azúcar blanco
  • 22 gr de maicena

Instrucciones:

Calentamos la leche con la mitad del azúcar en un cazo. No es necesario que llegue a hervir, pero debe estar bien caliente.

Mientras, batimos las yemas con la maicena y el resto del azúcar en un bol. Una vez que este bien integrado, añadimos un chorrito de la leche caliente y removemos bien. Incorporamos el resto de la leche en dos tandas, hasta que este bien mezclado y pasamos toda la mezcla al cazo. Lo calentamos hasta que espese. Tranquilos, tarda unos minutos. No lo pongáis a fuego muy fuerte porque se pegara. Mientras espesa removed muy bien para que no formen grumos y tras que espese, batid con intensidad hasta tener una crema lisa.

Extendemos la crema en una bandeja para que se enfríe.

image

Tras haberse enfriado, introducimos la crema en una manga pastelera con la misma boquilla con la que hicimos los choux. A continuación, rellenamos los petit choux con la crema pastelera. Por ultimo, los decoramos espolvoreando un poco de azúcar glas.

Espero que os gusten y os animéis a hacerlos. ¡Quedan de auténtica pasteleria!

Muchos besos, Clara.

image: